El obispo Williamson pidió perdón

"Si hubiese sabido anticipadamente el daño y el dolor que habrían provocado, sobre todo a la Iglesia, pero también a los sobrevivientes y a los parientes de las víctimas que sufrieron injusticias bajo el III Reich, no habría hecho esas declaraciones", señaló el lefebvrista
(0)
26 de febrero de 2009  • 16:33

El obispo lefebvrista Richard Williamson, que negó al Holocausto, ahora pidió perdón a las víctimas de la Shoá y a la Iglesia, en una declaración difundida hoy por la agencia católica Zenit.

"A todas las almas que quedaron honestamente escandalizadas por lo que dije, ante Dios, les pido perdón", afirma Williamson en un comunicado que recogió hoy la agencia de noticias.

"Si hubiese sabido anticipadamente el daño y el dolor que habrían provocado, sobre todo a la Iglesia, pero también a los sobrevivientes y a los parientes de las víctimas que sufrieron injusticias bajo el III Reich, no habría hecho esas declaraciones", argumentó.

"El papa Benedicto XVI y mi superior, el obispo Bernard Fellay me pidieron reconsiderar las declaraciones que concedí a la televisión sueca, por el hecho de que sus consecuencias fueron tan graves", señaló el obispo.

El religioso, expulsado recientemente de Argentina por faltas a las normas de inmigración, afirmó haber expresado a la televisión sueca solo una "opinión" en su condición "no de historiador, una opinión que se formó hace 20 años sobre la base de las pruebas entonces disponibles y desde entonces raramente expresada en público".

El 21 de enero último, la televisión pública sueca Svt difundió una entrevista, grabada en noviembre en Alemania, en la que Williamson negaba que las cámaras de gas nazis se hubieran utilizado para exterminar a los judíos y dijo que en el Holocausto no murieron 6 millones de personas sino entre 300.000 y 400.000.

Esa entrevista se difundió el mismo día en el que el Papa Benedicto XVI firmaba el decreto de levantamiento de las excomuniones a él y a otros cuatro obispos seguidores de Marcel Lefebvre.

"Los eventos de las últimas semanas y el consejo de los superiores de la Fraternidad San Pío X, me convencieron de ser responsable de la pena que derivó de esto", declaró.

"Pido perdón frente a Dios a todas las almas que se escandalizaron honestamente por lo que dije", expresó.

Agencias ANSA y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.