Malvinas: despidieron los restos de un piloto

(0)
9 de marzo de 2009  

En una ceremonia con honores militares, los familiares del primer teniente Jorge Casco, fallecido durante la guerra en el Atlántico Sur, dieron anteayer sepultura a sus restos en el cementerio de Darwin, tras haber sido trasladados desde Buenos Aires en un vuelo especial a las islas Malvinas.

En rigor, los restos de Casco fueron descubiertos en mayo de 2008 por la policía de las Malvinas, que, luego de un pedido de disculpas formal a la Argentina por tantos años sin haberlos devuelto a sus seres queridos, los entregó y posibilitó su regreso a Darwin.

Cuando fueron descubiertos, los restos no tenían nombre ni apellido. Habían sido hallados junto a los dos aviones accidentados y en julio fueron entregados a la Cancillería y a la Fuerza Aérea, de donde fueron remitidos al Banco Nacional de Datos Genéticos, que, finalmente, confirmó su identidad. Casco falleció cuando su avión Skyhawk A4-C se precipitó en las proximidades de la isla Jason, el 9 de mayo de 1982.

La ceremonia en Darwin fue por demás emotiva. Estuvieron presentes en el sepulcro la esposa de Casco, Ivone Dentesano; su madre, Ofelia Carolina Codutti, y sus hijos, Guillermo y Julieta.

Horas antes de darle destino final a los restos, se realizó un responso en el aeropuerto de Puerto Argentino, a cargo del monseñor Michael McPartland. Presidió los honores militares el brigadier Gordon Moulds, comandante de las British Forces South Atlantic Islands. La ceremonia tuvo también una significación política. En este caso se trata del primer vuelo humanitario que transporta al archipiélago restos de un combatiente argentino muerto durante la guerra de las Malvinas realizada en 1982.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?