El Papa admitiría errores en el manejo del caso Williamson

Según una carta adelantada a la prensa italiana, Benedicto XVI dijo que prestaría más atención a las noticias en Internet; defendió el acto de levantar las excomuniones
(0)
11 de marzo de 2009  • 15:36

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Benedicto XVI aclararía en una carta dirigida a todos los obispos del mundo, las razones que le llevaron a levantar la excomunión en enero a cuatro sacerdotes, entre ellos a un obispo que niega el Holocausto, según anuncia hoy la prensa italiana.

La carta del Papa será divulgada mañana, según anunció el Vaticano, que inicialmente no había querido confirmar ni desmentir la información.

Párrafos enteros de la misiva fueron publicados por el diario Il Foglio , habitualmente bien informado sobre lo que sucede en el Vaticano, que anticipa la noticia en primera página.

En la carta, el Papa reconoce que quedó muy "herido" por la "vehemencia" de las críticas que generó la decisión de levantar la excomunión a los obispos del movimiento ultraconservador fundado por monseñor Marcel Lefebvre, entre ellos el británico Richard Williamson, quien niega la existencia de las cámaras de gas nazis.

"Quedé muy triste cuando supe que católicos, que en el fondo deberían saber mejor que otros cómo estaba la situación, me golpearon con hostilidad, listos al ataque", sostiene el rotativo que escribió el Papa.

En la misiva, el Papa agradece a "los amigos judíos", que contribuyeron a aclarar "el malentendido" y "reinstaurar una atmósfera de amistad y confianza".

Según el diario, Benedicto XVI reconoce que "el alcance y los límites" de esa decisión "no fueron explicados en forma clara y lo suficiente" antes de reintegrarlos en la Iglesia.

El jefe de la iglesia católica asegura que tomó la decisión pensando ante todo en "la unidad de los creyentes" y para evitar que los integristas, que cuentan con "491 sacerdotes, 215 seminaristas, 117 religiosos, 164 religiosas y miles de fieles" se fueran "a la deriva, lejos de la Iglesia".

Chivo expiatorio. En el texto, el Papa reflexiona sobre el papel de chivo expiatorio jugado por los integristas y por él tras el escándalo suscitado. "Se tiene a veces la impresión de que nuestra sociedad necesita de al menos un grupo para negarle toda tolerancia y arrojarle tranquilamente todo el odio. Si alguien se acerca a ese grupo, en este caso el Papa, también él pierde el derecho a la tolerancia y lo tratan sin reserva ni miedo con odio", escribió Benedicto XVI.

En la misiva el Papa precisa que los integristas deberán aceptar las enseñanzas del Concilio Vaticano II, que modernizó a la Iglesia en la década de los 60 y recuerda a los sectores progresistas que "no se pueden cortar las raíces del árbol en el que se vive" al defender el pasado de la institución.

"Un gesto discreto de misericordia hacia cuatro obispos, ordenados de manera válida pero no legítima, pareció súbitamente algo completamente diferente, o sea como un desmentido de la reconciliación entre cristianos y judíos, y por lo tanto como la revocación de todo lo que el Concilio había aclarado en esta materia para el camino de la Iglesia", afirma el Papa en la carta, según el blog del vaticanista Andrea Tornielli.

Golpear. El pontífice se dijo asimismo apesadumbrado: "Hubo hasta católicos que juzgaron necesario golpearme, con una hostilidad dispuesta al ataque".

"Es por ello que le agradezco aún más a los amigos judíos, que nos ayudaron a eliminar rápidamente el malentendido y a restablecer un clima de amistad y de confianza", sostiene Benedicto XVI en la carta, según el blog de Tornielli.

Williamson -uno de los cuatro ordenados por monseñor Marcel Lefebvre a quienes Benedicto XVI levantó la excomunión- negó el uso de las cámaras de gas y sostuvo que el régimen alemán mató a entre 200.000 y 300.000 judíos en el Holocausto, en una entrevista difundida por la televisión sueca el día anterior a la publicación del decreto papal.

Según la version del texto de la carta citada por el diario Il Foglio , Benedicto XVI admite dos errores en el manejo del caso Williamson: por una parte se subestimó la importancia de Internet -a través del cual las afirmaciones negacionistas del obispo hubieran podido ser descubiertas antes- y por la otra no se explicaron suficientemente las razones que llevaron al levantamiento de las excomuniones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?