Primera impresión: lo nuevo de Miley Cyrus

Vuelven los comentarios de discos al blog.
(0)
23 de marzo de 2009  • 16:04

Sí, ya sé que salió hace rato, pero la edición especial (con bonus tracks, DVD y todos los chiches) de esta maravilla recién llega a mis manos por gentileza de un colega, y como Pop Life es servicio, no puedo dejar de compartir con ustedes mi primera impresión sobre Breakout, el último trabajo de la más destacada discípula de Thom Yorke: Miley Cyrus, más conocida como Hannah Montana, y más conocida aún como la minita de la lengua blanca. Porque así somos por acá: no obstante lo cual, nos sigue gustando el cabaret.

"Breakout": imagínense como sonarían los Pistols si fueran primos de Macri y el cantante fuera Rafa Gorgory. Bueno, algo así.

"7 Things": Miley le pone los puntos a algún gil. ¿Siete cosas que odiamos de ella? Su música, sus letras, sus discos, sus shows, su programa de televisión, el espermatozoide que la engendró y el ovulo que lo dejó entrar.

"The Driveway": una baladita de amor que un Richard Clayderman adolescente tildaría de "maricotas".

"Girls Just Wanna Have Fun": la chica toma el tema de Cindy Lauper y le mete un chelo, logrando así el efecto que conseguiría la Camerata Bariloche tocando una canción de King Africa.

"Full Circle": otro tema sentido con pretensiones punk que demuestra que todo, desde el nacimiento de Joey Ramone hasta la muerte de Ricky Espinoza, fue absolutamente en vano.

"Fly on the Wall": otro ejercicio de imaginación: figúrense cómo sonaría The Prodigy si los Jonas Brothers los matonearan a la salida de la prepa y les robaran el dinero del almuerzo.

"Bottom of the Ocean": Miley se mete en la piel del Milli Vanilli que todavía no se murió (¿Miley Vanilli?) para ofrecernos una balada R&B que, a fin de cuentas, deja un sabor de boca extraño, como meterse al gañote una cucharada de talco.

"Wake up America": Hannah Montana se pone política, llama a la lucha armada y canta "alerta, alerta, alerta que camina, la espada de Bolívar por América Latina". Nah, mentira, es otro tema de cuarta.

"These Four Walls": una cancioncita lenta para que las nenas agiten el iPhone en los recitales mientras los padres que las llevaron se meten un balazo en el occipucio.

"Simple Song": meh.

"Goodbye": Miley se las arregla para hacer que Hootie and the Blowfish, al lado suyo, parezca Napalm Death. Divertida como jugar al Chancho Va con Stephen Hawking.

"See You Again (Rock Mafia Remix)": por Dios, este disco no se termina nunca.

BONUS TRACKS: en "Hovering" nos recuerda cuán innecesarios eran los Goo Goo Dolls, mientras que en "Someday" nos recuerda cuán innecesario era quién sea que haya grabado el tema de La historia sin fin, sólo que no nos molesta tanto porque al fin el disco llega a su fin y podemos salir disparados a poner uno de Nick Cave.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?