"Irán es como la Alemania de Hitler"

Así respondió el viceprimer ministro de Israel a las acusaciones lanzadas por Ahmadinejad en una cumbre de la ONU
(0)
21 de abril de 2009  • 08:38

OSWIECIM, Polonia.- "Irán es como la Alemania de Hitler". Con esa fuerte declaración respondió el viceprimer ministro de Israel, Silvan Shalom, a las acusaciones lanzadas ayer por el presidente del régimen islámico, Mahmoud Ahmadinejad, en una cumbre de la ONU sobre el racismo.

La pronunciación del flamante funcionario israeló se produjo minutos antes de iniciarse una ceremonia en recordación por las víctimas del Holocausto en el ex campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, sito en Polonia.

"Lo que Irán trata de hacer actualmente no dista mucho de lo que Hitler le hizo al pueblo judío hace 65 años", aseguró Shalom antes de la marcha que recuerda a las víctimas de este campo donde fueron exterminados más de un millón de judíos durante el genocidio nazi.

"El mundo debe unirse para frenarlo", dijo el político antes del comienzo de la marcha juvenil entre los antiguos campos de concentración de Auschwitz y Birkenau, en la que junto con varios miles de jóvenes judíos israelíes, Shalom marchó durante los alrededor de tres kilómetros que separan a ambos campos, acompañado también por su homólogo polaco, Grzegorz Schetyna.

Por su parte, el presidente de la Knesset (parlamento israelí), Reuven Rivlin, advirtió en una ceremonia que "el mundo vio ayer el retorno de Adolf Hitler, que esta vez tiene barba y se expresa en farsi".

"Las palabras son las mismas, las aspiraciones son las mismas, la determinación de dotarse de medios para realizarlas es la misma determinación amenazante", dijo Rivlin, perteneciente al derechista partido Likud. Asimismo, el legislador subrayó que es necesario definir posiciones, ya que "se está de parte de las personas iluminadas o de parte del oscurantismo, de parte de quien defiende la cultura o de parte de quien quiere destruirla".

Ayer, el presidente iranía provocó un escándalo en la Conferencia de la ONU contra el Racismo en Ginebra al calificar a Israel de "régimen racista, cruel y opresivo" en un agresivo discurso que obligó a los diplomáticos europeos a abandonar el recinto en señal de protesta.

Ahmadinejad subió a la tribuna de la ONU para sostener que la creación de Israel había privado "de tierras a una nación entera con el pretexto del sufrimiento judío".

Insensible al gesto europeo de protesta, el presidente iraní continuó con su discurso, y dijo que, "con el pretexto del sufrimiento judío" durante la Segunda Guerra Mundial, a partir de 1945 llegaron a Israel "emigrantes de Europa, de Estados Unidos y del mundo del Holocausto para establecer un gobierno racista en la Palestina ocupada".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.