Suscriptor digital

Tradición sureña

Es una de las bodegas familiares con mayor trayectoria de la Argentina. Muy ligada con el desarrollo productivo de la Patagonia, este año celebra su centenario
(0)
3 de mayo de 2009  

A principios de 1870, el joven genovés José Canale llegó a la Argentina. Conoció a Blanca Vaccaro, quien se convertiría en su esposa. En 1875, e instalado en el barrio porteño de San Telmo, abrió la modesta y exitosa Panadería Agraria.

En 1886, tras la muerte de don José, su viuda se hizo cargo del negocio junto con sus pequeños hijos (Magdalena, Herminia, Juan Bautista, Amadeo y Humberto). El nombre de la firma cambió: Viuda de Canale e Hijos. En 1905 nació la planta de fabricación de los famosos Bizcochos Canale (emprendimiento que quedó bajo la órbita de Amadeo) y, en 1909, Humberto fundó la ahora centenaria bodega, en Río Negro, junto con su socio, el ingeniero Luis A. Huergo. Ambos formaban parte de la Dirección de Obras Públicas del gobierno del general Roca. La sociedad Huergo & Canale plantó viñas y cultivó frutas en la zona del Alto Valle. En 1930, Humberto adquirió el 100% de la empresa. Durante los 20 años siguientes produjo caldo de sidra, frutas desecadas y confitadas, vid; industrializó tomates y, por supuesto, elaboró vinos. En 1957 murió Humberto Canale y asumió la conducción el hijo de su hermano Amadeo, Manuel Luis Canale. En los 60 se sumó a la empresa el ingeniero Guillermo Amadeo Barzi -hijo de María Magdalena Canale y sobrino de Manuel Luis-, quien asumió la presidencia del establecimiento en 1973, cuando inesperadamente murió su tío.

ETIQUETAS . Exporta el 35% de su producción a más de 25 países; entre otros, Estados Unidos, Dinamarca, Brasil, Alemania, Canadá, Austria y Reino Unido. Actualmente, el porfolio está compuesto por los vinos Marcus (línea joven), Humberto Canale Varietales, Intimo, Humberto Canale Estate, Marcus Gran Reserva y el espumante Humberto Canale Extra Brut. Están por lanzar el Humberto Canale Centenium, un exclusivo blend cosecha 2005, en homenaje a su fundador.

ANECDOTARIO . En los primeros tiempos, los vinos de Humberto Canale se fraccionaban en Buenos Aires o en el ferrocarril, y se comercializaban con la marca Uvalegre.

Las actuales oficinas de la bodega en Buenos Aires quedan muy cerca de donde funcionaba la fábrica de Bizcochos Canale (frente al parque Lezama), no muy lejos de la panadería de sus antepasados (Defensa y Cochabamba) y a pasos de la avenida que lleva el nombre de uno de los fundadores de la bodega, el ingeniero Huergo.

Novedades

Tributo centenario

Catena Zapata presentó en el Auditorio de los Amigos del Museo de Bellas Artes el Saint Felicien Tributo al 2do. Centenario 1810-2010, un malbec elaborado con uvas de cuatro viñedos privilegiados por la bodega. La etiqueta reproduce la obra Vendimia , que el artista Carlos Alonso reflejó hace 40 años en el marbete del primer vino varietal de la Argentina. La presentación anticipó un ciclo de charlas sobre los dos siglos que recorrió el país. Es un vino elegante, complejo y que evolucionará bien en los próximos 15 años ($ 90).

A clase

El sommelier Sebastián Bossi dicta en la Escuela Argentina de Sommeliers (EAS) el curso Aperitivos, Destilados y Licores. Recorre la historia y los usos de estos ingredientes de la coctelería nacional e internacional (4313-5166).

Clásicos que vuelven

Ramiro y Sergio Alonso, descendientes del fundador de Cruz de Piedra (ex San Telmo) regresan al mercado con cuatro vinos: Tiasta, Tiasta Roble, Umbral de los Tiempos y Cruz de Piedra (desde $ 17 hasta $ 150). También reposicionan el tradicional Cuesta del Madero y lanzan un Cuesta del Madero varietal en la franja de los $ 14.

Premium de San Juán

La sanjuanina bodega Putruele incorporó a su línea de alta gama el Putruele Malbec 2007. Taninos dulces, muy buen cuerpo, color concentrado de las frutas maduras y gran volumen en boca que baja sedoso hacia un final intermedio. Una interesante compra para hacer en el supermercado por $ 27.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?