Suscriptor digital

Los Natas y su nuevo orden de la libertad

(0)
12 de mayo de 2009  

El título del décimo álbum de Los Natas, El nuevo orden de la libertad , asusta un poco. "Sí, puede ser -admite Sergio Chotsourian-, el disco baja un poco más de línea con eso del nuevo orden, el fuego, los soldados... es resalado . Pero, por otro lado, pasó que después de diez discos necesitaba en el repertorio de Los Natas diez temas que sean así, más ordenaditos, en bloque y cantados. No sé, por ahí me estoy volviendo loco, pero mis necesidades hoy pasan por ahí."

Luego de quince años de ser una especie de "vehículo del desorden" (palabras de su hermano Santiago), Los Natas acaban de editar un álbum que mantiene el vuelo sonoro, pero que, según el mismo Chotsourian, busca cierta apertura. "Sentí que no era necesario hacer de la propuesta de Los Natas algo ridículamente hermético. Definitivamente creo que bajamos un par de cambios."

El trío, que se completa con Walter Broide, en batería, y Gonzalo Villagra, en bajo, se presentará este viernes, a las 21, en Niceto, Niceto Vega 5510, en el marco de otra reunión del Motoclub que ellos mismos organizan, junto con otro power trío ciento por ciento argento : Gran Martell.

-¿Y cómo se acomodaron Walter y Gonzalo a esta necesidad tuya?

-Los chicos se fueron acercando a los motivos del álbum a través de la música, porque no todo es composición, sino que llevamos lo que tenemos al estudio y lo desarrollamos juntos. Además, cada uno está metido con su trabajo: Gonzalo está todo el tiempo grabando bandas en el estudio, Walter está con las computadoras, y yo soy, capaz, el que tiene más tiempo para componer los demos y hacer la preproducción, pero en la banda todo sigue funcionando como siempre, más allá de que estemos más viejos y, en lo personal, me cueste un poco más seguir con la vida de rockero. Cada vez me cuesta más alejarme de mis hijos y, por otra parte, no quiero terminar como Pappo o Michel Peyronel.

Un "nunca más" rockero en DVD

  • "Mi conexión viene de mis abuelos, de las historias que me contaron, de cómo sobrevivieron", dice a cámara Serj Tankian, el carismático cantante del grupo norteamericano de raíces armenias System Of A Down, en el documental Screamers , que acaba de editarse en el país. Allí, Carla Garapedian registró el concierto que la banda ofreció cuatro años atrás para recordar los 90 años del genocidio armenio y recreó la trágica historia de sus ancestros, musicalizada a puro metal. "Esta noche es el momento de tirar abajo las paredes de la hipocresía del mundo para con todos los genocidios, aceptados o no. Es el momento de hacer que el gobierno turco pague por su maldito crimen", grita Tankian y arremete con su metal que forma conciencia. Imperdible.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?