Oda al muro: vivienda de Carlos Cottet

El arquitecto Carlos Cottet proyectó su vivienda y otras cuatro unidades en un edificio de PHs existente en Colegiales, que conservó sus patios y muros gruesos, e incorporó aberturas más grandes, lucarnas y terrazas con verde
Marina Gambier
(0)
18 de mayo de 2009  

Tres puertas alineadas en una fachada que no dice mucho, y adentro un pasillo largo festoneado por enredaderas de un verde intenso que realza las diferentes escalas y visuales del acceso.

Bien al fondo vive el arquitecto Carlos Cottet , en la tercera unidad de un conjunto de cinco PHs que diseñó en 2003, asociado a los arquitectos Sebastián Colle y Rodolfo Croce.

El proyecto se inspira en la historia inmediata del lote (8,66 m x 23 m). Antes, en ese terreno hubo una típica casa chorizo del barrio de Colegiales, de la que se preservó la estructura muraria, clave para decifrar el lenguaje de estas viviendas estratégicamente pensadas para que los habitantes nunca perciban (ni padezcan) la proximidad con el vecino.

Las paredes son altas y las plantas de cada casa tienen tamaños ajustados, pero son simples y funcionales a la vida cotidiana. El Ph que ocupa Cottet comienza en un patio interior pequeño pero con lugar suficiente para incluir una escalera que va a la terraza, una mesa con dos sillas de chapa, macetas con flores, un fresno, un jazmín y una ampelopsis o enamorada del muro que por estos días brota confundida por el calor del otoño.

Hasta la tortuga tiene espacio para "correr", dice el propietario. "Es una casa simple pero con detalles centrales. Estudiamos mucho el tema de la luz y lo interesante es que las unidades están recostadas sobre la medianera norte, entonces el sol rebota en la medianera sur aumentando la entrada de luz natural a los espacios. Además trabajamos con una construcción tradicional que es la expresión muraria continua", explica Cottet.

En el caso de su vivienda se conservó partes de la losa apeando la estructura con nuevos apoyos, para generar el gran vano que vincula el patio con el ambiente principal, haciendo flexible el uso de ambos sectores.

La superficie total es de 45m2 cubiertos, más 16,2 m2 de patio y 45 m2 de terraza. La altura de los techos es de 3,60 m, lo que aumenta la sensación de espacialidad del living o estar, donde también se ubica la cocina, semiescondida detrás de una pared baja.

Proyecto de cabañas en el Delta (Cottet y Emmer-Richter Dahl Rocha y Asociados)
Proyecto de cabañas en el Delta (Cottet y Emmer-Richter Dahl Rocha y Asociados) Crédito: Cottet y Emmer-Richter Dahl Rocha y Asociados
Un breve pasillo conduce al dormitorio con vista al jardín. "La sala se integra al patio con mucho trabajo de planta y una estética simple: revoque fratasado pintado de blanco" agrega el dueño de casa, que actualmente comparte el estudio con Bruno Emmer-Richter Dahl Rocha y Asociados, desde donde proyecta una vivienda en Villa Allende (Córdoba) y un complejo de cabañas flotantes en el delta del Tigre .

Los pisos son de pino teñido, las carpinterías blancas para evitar diferenciarse de los muros, la cocina tiene un equipamiento austero y está iluminada naturalmente por una abertura en el techo, recurso que también funciona en el baño para permitir la ventilación. ¿Los muebles? Hummm...buenos, pocos.

O quizás los necesarios para alguien que vive solo: un sillón y un perchero diseñados por el arquitecto Alejandro Sticotti, una mesita Tulip de Eero Saarinen, una silla Bertoia de hierro, lámparas de Red Sur, un Calder suspendido, un dibujo de Oscar Niemeyer, un tren de color gris sobre la biblioteca y autitos de juguete traídos de la infancia.

OTRAS OBRAS

Para ver otras obras del arquitecto Carlos Cottet, descargar los archivos adjuntos de la columna de la derecha (Documentos Relacionados)

Documento

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.