EE.UU.: tras un tiroteo, murió un guardia del Museo del Holocausto

El oficial Stephen Tyrone Johns falleció horas después de que un hombre antisemita de 88 años abriera fuego en el lugar, a 500 metros de la Casa Blanca
(0)
10 de junio de 2009  • 21:05

WASHINGTON.- El guardia de seguridad que había resultado herido hoy al impedir el paso a un hombre armado que trataba de ingresar en el Museo del Holocausto de Washington murió, informó la institución en un comunicado.

"El oficial Stephen Tyrone Johns murió heroicamente cumpliendo su deber", señala el comunicado firmado por la junta directiva del Museo, según la cual éste permanecerá cerrado mañana en su honor, mientras las banderas ondearán a media asta.

Johns había resultado herido "grave" en el tiroteo iniciado poco antes de las 13 en el Museo del Holocausto, situado en el corazón de la capital estadounidense, cuando un hombre solo y armado con un "arma larga", según los reportes oficiales, trató de ingresar al recinto por su entrada principal y fue enfrentado por al menos dos guardias de seguridad.

También el agresor resultó herido y se encuentra en estado "crítico", dijo previamente el alcalde de la ciudad, Adrian Fenty.

Varias cadenas de televisión identificaron al agresor como James W. Von Brunn, un veterano de la II Guerra Mundial de 88 años y con vínculos con grupos supremacistas y antisemitas, que sería autor de un libro sobre la "conspiración judía" contra los "blancos" y que habría pasado seis años en la cárcel en los años 80, según su biografía colgada en una web racista de Internet.

Sin embargo, la información no ha sido confirmada aún oficialmente ni por la policía, ni las autoridades locales ni por el FBI, que se encuentra ya en el lugar del siniestro investigando las circunstancias del mismo.

Los motivos que llevaron al anciano a abrir fuego en ese lugar aún permanecen en investigación, pero las primeras reconstrucciones de los hechos indican que los cinco o seis disparos al interior de la entrada del museo se registraron cuando cientos de turistas se encontraban en el lugar.

"Oímos los disparos, cinco o seis, y luego gente que gritaba que nos tiremos al piso", relató uno de los visitantes del museo a las cadenas televisivas. "Después de algunos minutos -continuó- nos ordenaron que saliéramos del edificio, fue horrible".

El Museo del Holocausto, uno de los más visitados de la capital norteamericana ya que recibe un millón y medio de turistas y estudiantes al año.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?