Suscriptor digital

Con Up, Pixar vuela más alto

Este film entretenido y colorido cuenta una historia de amistad y viajes
(0)
11 de junio de 2009  

Up, una aventura de altura (Estados Unidos/2009). Guión y dirección: Pete Docter y Bob Peterson (codirector). Con las voces (versión original) de Edward Asner, Christopher Plummer, Jordan Nagai, Bob Peterson, Delroy Lindo, Jerome Ranft y John Ratzenberger. Fotografía: Patrick Lin. Música: Michael Giacchino. Diseño de producción: Ricky Nierva. Producción de Pixar presentada por Disney en versión original subtitulada o doblada al castellano. Duración: 96 minutos. Apta para todo público.

Nuestra opinión: muy buena

Tras inaugurar el Festival de Cannes, este décimo largometraje de Pixar llega para ratificar la madurez y, al mismo tiempo, la constante innovación técnica, la creatividad estética, el atractivo temático, la inteligencia para elaborar múltiples niveles de lectura (tanto para los más chicos como para adultos) y el enorme lirismo que proponen las producciones de esta compañía, que sigue liderando con holgura el popular y lucrativo mercado de la animación.

Se podrá argumentar que Up, una aventura de altura no alcanza la excelencia ni la audacia de, por ejemplo, WALL-E , Ratatouille , Toy Story , Los Increíbles o Cars , pero estamos de todas maneras ante un nuevo prodigio visual y, en buena parte de sus 96 minutos, también narrativo.

Pete Docter -director de Monsters Inc. y coguionista de la saga de Toy Story y de WALL-E - combina buenas dosis de comedia, de drama romántico y de aventuras para describir el viaje que comparten a bordo de una casa voladora impulsada por miles de coloridos globos Carl Fredricksen, un anciano viudo, frustrado y malhumorado de 78 años, y su contracara, Russell, un boy scout gordito de apenas ocho años dueño de una inocencia, de una vitalidad y de un optimismo sin límites. Cuando ambos llegan a las junglas vírgenes de América del Sur (los paisajes fueron tomados de locaciones reales de Venezuela, Brasil y Guyana), estos dos disímiles antihéroes se toparán con Charles Muntz (la voz del inmenso Christopher Plummer en la versión original subtitulada), un viejo, mítico y despiadado explorador cuya historia conocemos gracias a un excelente prólogo en blanco y negro, pero también con simpáticos animales (un ave multicolor y un perro parlante) que se les sumarán para convertirse en los típicos comic-relief de las películas animadas.

Si bien la segunda mitad se alarga un poco entre los enredos de estos aventureros y los gags con los exóticos animales, Up siempre mantiene una originalidad estética y una simpatía que la convierten en una atracción irresistible.

La película es -como en cada propuesta de Pixar- un deleite cinéfilo, un desfile de citas y referencias que los adultos irán descubriendo con el correr de los 96 minutos. En principio, no cuesta demasiado establecer que hay aquí un homenaje explícito a la filmografía de ese maestro del animé japonés que es Hayao Miyazaki y, especialmente, a El increíble castillo vagabundo .

Pero no sólo eso: varios de los personajes centrales de Up tienen como modelo el cine clásico de Hollywood (Carl Fredricksen es una mezcla entre Walther Matthau, Spencer Tracy y James Whitmore, mientras que Charles Muntz es una combinación de Errol Flynn y Howard Hughes), pero también El Mago de Oz ; Buster Keaton y Charles Chaplin; las viejas producciones animadas de Disney; los films de aventuras de los años 40 y 50, y hasta El ciudadano , de Orson Welles; Una historia sencilla , de David Lynch, o Fitzcarraldo , de Werner Herzog, tienen sus citas directas o indirectas.

Cabe indicar que Up fue concebida originalmente en 2D y luego -fruto de los arrasadores cambios tecnológicos de los últimos años- fue terminada en 3D.

Más allá de trabajar con mayores posibilidades la profundidad de campo, la película utiliza los recursos tridimensionales con bastante recato, y hasta podría decirse que la bellísima paleta de colores empleada pierde un poco de intensidad con la utilización de los anteojos oscuros que son necesarios para las salas con proyección digital 3D. Porque si algo queda claro es que Docter y los artistas de Pixar no están pendientes de los trucos ni del impacto efímero que puedan generar con tal o cual efecto, sino de ofrecer una historia entretenida y bien contada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?