Suscriptor digital

Topper se relanza como regional

Alpargatas invertirá US$ 11,5 millones para unificar la marca con su equivalente brasileña
Oliver Galak
(0)
11 de junio de 2009  

La empresa Alpargatas invertirá este año unos 11,5 millones de dólares -dos tercios de esa cifra en acciones de marketing- con el objetivo de relanzar su marca Topper y dotarla de un carácter regional, al unificarla con su equivalente de Brasil.

Las marcas Topper argentina y brasileña tienen un origen común, pero desde hace casi 30 años siguieron caminos separados. En 2007 São Paulo Alpargatas -dueña de la Topper brasileña- compró el 60% de las acciones de Alpargatas en la Argentina e inició el camino hacia su reunificación. La operación fue autorizada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia a fines del año pasado y, desde ese momento, los equipos de marketing de ambos países comenzaron a confeccionar la nueva imagen, que incluye un mismo logotipo y un mismo eslogan ("El corazón manda"/"Coração Manda").

"La idea es fortalecer el posicionamiento de Topper y comenzar a construir una marca regional, con una base fuerte en la Argentina y en Brasil y expandirse a los demás mercados de América latina -afirmó Javier Goñi, gerente general de Alpargatas desde que los brasileños tomaron el control-. De hecho, hoy estamos en Uruguay, Paraguay y Chile."

Pese a la crisis, Goñi estima que la facturación de Alpargatas crecerá este año cerca de un 13% respecto de los $ 650 millones de 2008. Un tercio corresponde a los negocios textiles de la compañía; el resto es la producción, exportación y venta de calzados Topper y otras marcas menores. Hoy Topper es líder en el mercado de calzado deportivo medido en pares (en facturación es superado por marcas más caras, como Nike y Adidas).

De la inversión planeada para 2009, US$ 4,6 millones corresponden a renovar infraestructura y equipamiento en las cinco plantas de calzado (Tucumán, Catamarca, Santa Rosa, San Luis y Florencio Varela). Los restantes 7 millones serán destinados a la publicidad y esponsoreo de deportistas. "Estamos construyendo una sola Topper. Quien vaya hoy a Brasil va a ver el mismo eslogan, la misma imagen, algunos de los productos iguales", añadió Goñi.

Tope a los importados

Pese a su optimismo, las autoridades de Alpargatas podrían enfrentar en los próximos días un golpe a su estrategia de negocios.

Ocurre que el Ministerio de Producción analiza fijar medidas antidumping a la importación de calzado proveniente de Asia. De los 6 millones de pares de zapatillas Topper que se venden en el país anualmente, un millón son fabricados en China e importados a un costo de entre 8 y 10 dólares el par. Pero en el sector se estima que el Gobierno fijará los valores de referencia bastante por encima. "Para nosotros ese valor debería estar por debajo de los 8 dólares. Si sale con un valor mayor, significaría una dificultad recuperar ese millón de pares y debilitaría nuestra marca", se quejó Goñi, y explicó que los modelos importados no se pueden fabricar en el Mercosur "por una cuestión de escala".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?