Suscriptor digital

Niegan una crisis con Duhalde

De Narváez mantiene su alianza con el ex presidente, pero hay malestar
(0)
18 de junio de 2009  

El candidato a diputado nacional de Unión Pro, Francisco de Narváez, negó ayer que hubiera una ruptura en su relación política con el ex presidente Eduardo Duhalde, pero admitió ayer que hace algunas semanas que no se hablan. Esto obedece, en parte, a que Duhalde se halla de gira por Estados Unidos y España, pero lo cierto es que la relación quedó resentida luego del cierre de las listas de candidatos de Unión Pro en Buenos Aires.

Tal como adelantó LA NACION hace tres semanas, la decisión de De Narváez de "desperonizar" las candidaturas y la campaña proselitista para seducir al voto independiente generó un profundo malestar en amplios sectores del peronismo disidente, que fueron marginados a último momento. Duhalde le hizo saber, por lo bajo, que esta estrategia era equivocada, pues afectaría la fiscalización de las elecciones: el aparato peronista resulta insustituible para esa tarea, alegó.

Pese a estas diferencias, Duhalde no pegará un portazo. "Seguirá impulsando al peronismo disidente en la provincia desde su bajo perfil", aseguran en su entorno. Pero en el fondo lamentan el débil armado de candidaturas de Unión Pro en la provincia, con dirigentes de escasa militancia en algunos casos o cuestionados en sus distritos.

El dirigente gastronómico Luis Barrionuevo tradujo en palabras este malestar. "Si De Narváez hubiera sido más inteligente, estaría ganando por 10 puntos", enfatizó en declaraciones a radio El Mundo el sindicalista, que también fue marginado de la campaña.

En el entorno de De Narváez admiten que el cierre de listas fue traumático, pero confía en que contará con los 40.000 fiscales necesarios para controlar los comicios. Y que finalmente podrá vencer a Néstor Kirchner gracias al aporte del voto independiente que generó la polarización de la contienda.

Para lograr ese objetivo, se reforzará la presencia de Mauricio Macri y Gabriela Michetti en el último tramo de campaña. Ayer Macri recorrió La Plata con De Narváez, y hoy el empresario acompañará a Michetti en la Capital. Se insinúa, así, la alianza política Macri-De Narváez después de las elecciones y con vistas a las elecciones presidenciales de 2011.

Felipe Solá, que ayer recorrió Malvinas Argentinas y San Miguel, mantiene su alianza táctica con De Narváez, pero todo indica que, tras las elecciones, apuntará su mira hacia Carlos Reutemann. "Se viene una nueva etapa; hay una forma de gobernar que terminó", sostuvo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?