Suscriptor digital

Estatizar vs. privatizar, el eje de la campaña de Kirchner

El ex presidente busca captar votos que irían para el peronismo disidente
Mariano Obarrio
(0)
19 de junio de 2009  

La creciente polarización de la pelea electoral llevó al candidato a diputado del Frente para la Victoria Néstor Kirchner a aferrarse a la defensa de la intervención del Estado en la economía para intentar golpear a su principal adversario de Unión Pro, Francisco de Narváez, y garantizarse una diferencia en votos.

"Que se olviden de privatizar el sistema jubilatorio para dárselo a unos pocos, para que lo usen en beneficio personal como lo hicieron desde 1994 hasta la fecha", dijo ayer Kirchner en un acto en Lomas de Zamora.

La presidenta Cristina Kirchner volvió a involucrarse en ese debate para intentar reforzar la campaña de su esposo. En rigor, continuó con un discurso inaugurado anteayer ante posturas privatizadoras de Union Pro. "Aquellos que dicen que el Estado solamente debe ocuparse de la seguridad, la salud y la educación es porque quieren que otros intereses manejen la economía; ya nos pasó a los argentinos durante décadas", dijo la Presidenta en San Juan.

"Los que quieren volver para atrás son los que protagonizaron la década del 90 y obtuvieron grandes rentabilidades con las privatizaciones", agregó.

Es que De Narváez había respaldado ayer muy temprano al jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, que anteayer se había manifestado a favor de pasar a manos privadas nuevamente a Aerolíneas Argentinas, a Aguas Argentinas y al sistema de jubilación, que fue estatizado el año último por el Gobierno.

De Narváez se refirió al caso de Aerolíneas. Dijo que fue "un enorme error" la reestatización. Y amplió: "Sigue perdiendo plata todos los días". Desafió a Kirchner a un debate y aseguró estar "totalmente en concordancia" con lo dicho por Macri.

Desde Olivos, según insisten sus allegados, Kirchner considera que Macri le hizo un enorme favor al Gobierno al defender las privatizaciones. Interpretan que ello le permitió a Kirchner marcar una diferencia clara con sus principales adversarios. Sin embargo, hay quienes en la Casa Rosada opinan que esa diferenciación puede ser contraproducente. Según pudo saber LA NACION, varios ministros sostienen que puede acentuar la polarización y arrimarle más votos a De Narváez de sectores independientes.

"Lo que hay que hacer es dividir a la oposición y no arrimarle votos a De Narváez que originalmente podrían ir al Acuerdo Cívico y Social", aseguró un allegado a Kirchner.

Pero lo ideológico prima en el discurso de Kirchner. Está convencido de que la sociedad aprobó las estatizaciones y de que le arrebatará votos peronistas a De Narváez. Por eso, comenzó a hacer girar el debate sobre "estatizaciones versus privatizaciones". Sostuvo que la Presidenta "va a estar al frente de los jubilados" y advirtió: "Esta gente, con otro ropaje, ya estuvieron en los años 90 y fueron los que se dedicaron a bajar el sueldo de los jubilados, a vender el patrimonio nacional".

También cargó contra la prensa. "Es un momento de estar atentos. Están en juego los intereses de la mayoría del pueblo contra los intereses de un pequeño círculo, amparados por cierta prensa con el Grupo Clarína la cabeza", señaló Kirchner.

Anoche, en el partido de Almirante Brown, Kirchner inauguró el Centro de Arte y Cultura de Burzaco. Estuvo acompañado por el gobernador y candidato a diputado nacional Daniel Scioli y la actriz Nacha Guevara, también integrante de la lista bonaerense oficialista.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?