Suscriptor digital

El "pacto oculto", la estrategia de Stolbizer y Carrió

Sus discursos y su nuevo spot se centran en denunciar el "arreglo" entre los dos peronismos
Laura Capriata
(0)
21 de junio de 2009  

Romper la polarización del peronismo. Esa será la obsesión del Acuerdo Cívico y Social (ACyS) en la última semana de campaña.

En un primer paso en esa línea, ayer en diferentes actos sus principales líderes denunciaron "arreglos bajo la mesa" y un "pacto oculto del PJ" para reunificar el partido y los bloques parlamentarios, hoy divididos en kirchnerismo y PJ disidente.

"Mientras a la gente la matan en las calles de la provincia, [Daniel] Scioli y [Francisco] De Narváez juegan a la política en «Gran Cuñado» y arreglan por debajo de la mesa para después del 28", advirtió Elisa Carrió, de campaña en Mar del Plata junto con Margarita Stolbizer, primera candidata del ACyS bonaerense.

Casi a la misma hora, pero en Parque Norte, durante un locro con 3500 de sus fiscales porteños, el presidente de la UCR, Gerardo Morales, dijo que hay "un pacto oculto" para reunificar al PJ en elecciones internas y para reagruparse en un solo bloque parlamentario después de las elecciones.

La reunión que Osvaldo Mércuri (referente del PJ disidente que lidera De Narváez) mantuvo la última semana con funcionarios de Scioli fue la mejor noticia que pudieron oír en el ACyS, que vieron en el episodio la confirmación de todas sus denuncias. "El 28 es lo mismo votar a De Narváez o a Kirchner", aprovechó a pegarles el jefe de la UCR, en tándem con Carrió.

Entusiasmados con su desempeño en el interior del país, Carrió y Morales no se resignan al tercer lugar que las encuestas le asignan a Stolbizer, lejos del primer puesto que disputan De Narváez (Unión Pro) y Néstor Kirchner (Frente Justicialista para la Victoria).

Conscientes de que una imagen vale más que mil palabras, buscarán dar un golpe de efecto que rompa la polarización con su nuevo spot publicitario, de apenas 23 segundos. Se trata de una cara que sufre distintas metamorfosis. Empieza como Carlos Menem, pero se va convirtiendo en Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner, Felipe Solá, Francisco De Narváez y termina como Mauricio Macri. "Siempre la misma película o un cambio seguro", cierra la publicidad, que busca instalar la idea del panradicalismo de que en el PJ "todos son lo mismo", y terminarán juntos.

Carrió y los radicales esperan que su estrategia bonaerense también les reporte réditos en la Capital, donde la candidata macrista Gabriela Michetti le saca una amplia ventaja al ACyS. Por las dudas, cada vez que pueden la cuestionan a Michetti por integrar un frente que cobija a viejos referentes duhaldistas, como el propio Mércuri, entre otros.

La otra sorpresa para la última semana de campaña será la foto que el martes juntará al vicepresidente Julio Cobos con Ricardo Alfonsín, compañero de lista de Stolbizer.

El encuentro se había suspendido por el malestar partidario que provocó la foto de Cobos con De Narváez. Seguro de que el apellido Alfonsín le dará el empujón que necesita para ganarle al kichnerismo, Cobos insistió y lo convenció de viajar a San Rafael, Mendoza, para acompañarlo en el arranque de su maratón de 48 horas seguidas de campaña.

Un poco corrido del centro de la campaña por el protagonismo de Carrió, para Alfonsín es la oportunidad de instalarse como figura nacional, y por eso esta semana ya estuvo en Córdoba, Tucumán y La Pampa.

Carrió tampoco se va a quedar en la Capital, como había prometido, y el martes viajará para apoyar a sus candidatos de Rosario. También habrá un acto de cierre porteño y otro en el conurbano, pero la gala será el jueves, en el Buenos Aires Design, en un multitudinario reportaje abierto. Sobre el escenario la acompañarán Morales, Alfonsín, Stolbizer y los candidatos porteños Alfonso Prat-Gay y Ricardo Gil Lavedra.

Será el acto final, después se bajará el telón hasta el domingo, cuando las urnas demuestren si su estrategia funcionó o no.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?