Suscriptor digital

Fiesta por el mensaje "a favor del cambio"

Macri y Michetti agradecieron a los electores que respaldaron a Pro; hubo autocrítica
(0)
29 de junio de 2009  

Si bien en voz baja los principales dirigentes de Pro Capital lamentaban que Gabriela Michetti no hubiera alcanzado el 35 por ciento de los votos que auguraban las encuestas, en el búnker montado por Pro en Costa Salguero ayer fue todo alegría y agradecimiento.

"Quiero agradecer a Gaby y a su equipo por la gran campaña que han hecho. Representan el compromiso asumido por Pro hace un año y medio en la ciudad, el cual ratificamos con el apoyo de la gente. Quiero agradecer a todos los que fueron a votar, por el respeto por la democracia y a favor, una vez más, del cambio", expresó Mauricio Macri, la primera vez que subió al escenario, cerca de las 21.20 de anoche.

Sentado junto a la flamante ganadora de los comicios, Macri también celebró: "No cedimos a las provocaciones y demostramos que no hace falta agredir ni descalificar para ganar una elección".

A su turno, entre el aplauso y los gritos de los militantes, Michetti mostró su alegría por el resultado obtenido. "Estoy muy contenta. Quiero agradecer a todos los ciudadanos que apostaron por el cambio. Sabemos que la transformación es difícil y lleva tiempo y es esforzada; gracias por apoyarnos. También quiero agradecer a Mauricio muy especialmente, desde el fondo de mi corazón. Nos espera un desafío enorme. Somos la generación del Bicentenario, los años entre 2010 y 2016 serán un momento histórico para trabajar seriamente porque las diferencias terminen siendo un proyecto único de país y común de Nación", exclamó bien fuerte la ex vicejefa de gobierno.

Paralelamente, dirigentes de Pro rescataron que Michetti hubiera superado el 30% de los votos, ya que se trató de una "elección sin Macri". También insistieron en que no es fácil ganar una elección siendo oficialismo y ejemplificaban: "Si no lo creen, que lo diga Scioli".

Otros recordaban que, con el caudal de sufragios alcanzado, Pro se aseguraba cinco diputados nacionales y las 11 bancas que había puesto en juego en la Legislatura.

Pero a muchos les quedó el sabor amargo de no haber podido, de la mano de la candidata con mejor imagen, sumar los 35 puntos. A la hora de la autocrítica, se escuchó que la campaña había empezado tarde, que deficiencias en la gestión porteña habían influido negativamente y que muchos votantes, teniendo por segura a Michetti dentro de la Cámara baja, podrían haber querido empujar con su voto a otro sector de la oposición al kirchnerismo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?