Suscriptor digital

La Presidenta y Macri, con acuerdos sólo parciales

No traspasan la policía a la Ciudad; establecen una agenda de trabajo
(0)
22 de julio de 2009  

El jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, no dudó en calificar el encuentro de ayer con Cristina Kirchner de "paso adelante", a pesar de que no hubo coincidencias en algunos temas fundamentales para su administración. La Presidenta y Macri acordaron un plan de trabajo entre los ministerios nacionales y porteños para solucionar problemas del área metropolitana, conservar el empleo y combatir la pobreza. Además, quedaron en volver a encontrarse en un mes para evaluar los avances del trabajo.

No obstante esa voluntad de diálogo, Cristina Kirchner reiteró su rechazo al traspaso de la Policía Federal y se negó a avalar la búsqueda de financiamiento internacional para ampliar la red de subtes.

Video

La reunión abrió el diálogo de la Presidenta con gobernadores, que siguió con el mandatario del Chaco, Jorge Capitanich, un aliado de la Casa Rosada.

Para diluir el clima de tensiones que había entre los gobiernos nacional y porteño, Macri le regaló a la Presidenta un bandoneón y un CD de tango "para ponerle un toque musical al comienzo del encuentro", según contó el jefe de gobierno de la ciudad en una conferencia de prensa. Durante la reunión, la Presidenta estuvo acompañada por el ministro del Interior, durante casi una hora y media de reunión, la Presidenta estuvo acompañada de su ministro del Interior, Florencio Randazzo, y del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien tildó a Macri durante la campaña electoral de "vago" y "dormilón", cada vez que pudo. Ayer, en cambio, "estuvo tranquilo y casi no participó" de la charla, según dijeron los macristas. En la antesala, quedó el equipo del jefe del gobierno porteño, integrado por el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; el secretario general, Marcos Peña, y el ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro.

Tras el regalo, la charla entre Macri y la Presidenta fue afable. "Yo no quiero pelearme con nadie", le dijo Cristina Kirchner, a lo que el jefe del gobierno porteño respondió: "Si bajamos el nivel de confrontación, no va a haber peleas", según confirmaron asistentes a la reunión.

Macri llevaba una lista de temas para solucionar que fue punteando con la jefa del Estado. Un primer acuerdo fue que hoy se encuentren Rodríguez Larreta con Aníbal Fernández para que ambos jefes de Gabinete armen una agenda entre los ministerios nacionales y porteños para abordar problemas conjuntos.

Así acordaron -según explicó Macri- trabajar en políticas contra la pobreza, que estarán a cargo de Alicia Kirchner y de su colega de la ciudad María Eugenia Vidal. También plantearon unificar criterios para una campaña internacional tendiente a recuperar el turismo, tras los perjuicios económicos que provocó la gripe A.

En los temas más importantes, las cosas fueron planteadas, pero Macri se enfrentó con una negativa presidencial. Por ejemplo, cuando pidió traspasar de la Nación a la ciudad la Policía Federal, con su presupuesto, la Presidenta le dijo que para hacerlo era necesaria una ley del Congreso. Macri le dijo que no hacía falta, pero Cristina Kirchner insistió en que era una decisión parlamentaria. "Como vimos que no había acuerdo, dejamos el tema de lado para avanzar", explicó Macri.

Otro tema que fue motivo de diferencias profundas fue la política de subsidios: Macri criticó al Gobierno por esto y la Presidenta los defendió. "Hay que analizar muy bien el tema de los subsidios. En Buenos Aires se invierten 1013 millones de pesos por año para el gas y en Chaco, cero", dijo Aníbal Fernández.

La financiación de la obra pública fue otro de los puntos en los que Macri, por ahora, se llevó una decepción. La Presidenta le dijo que los créditos internacionales serían más útiles para obras, por ejemplo, de generación eléctrica en el interior que para ampliar la red de subtes.

Capitanich

Tras la reunión con Macri, la Presidenta recibió a Capitanich, jefe de una provincia jaqueada por la pobreza. Hablaron de inversiones y de la delicada situación financiera que transita Chaco.

No obstante, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo que el mandatario chaqueño "no hizo un pedido de financiamiento". El jefe de ministros subrayó que en la reunión se hizo hincapié en eventuales reformas en lo productivo y en la capacidad para acceder al mercado financiero que se podrían lanzar desde la Nación.

"Hablamos sobre ayuda en temas de inversión publica y privada", expresó Capitanich al salir del encuentro con Cristina Kirchner, que calificó de "auspicioso".

La ronda de diálogo de la Presidenta seguirá mañana con los gobernadores de Santa Fe, Hermes Binner, y de Salta, Juan Manuel Urtubey.

Convocatoria de Rodríguez Saá

  • El gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá convocó a todos sus pares para entablar un "diálogo franco" con agenda abierta. Por medio de una carta que envió a todos los gobernadores, Rodríguez Saá destacó que el primer tema a tratar debería ser el de una reforma a la coparticipación federal de impuestos para que ese reparto se haga en un 50 por ciento para la Nación y el otro 50 para las provincias. En la carta de convocatoria a una reunión, a la que aún no le puso ni fecha ni lugar, el gobernador puntano destacó que un cambio en la coparticipación solucionaría "la actual desigualdad".
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?