Suscriptor digital

La Casa Rosada escucha, pero aún no da respuestas

Capitanich le pidió auxilio financiero a la Presidenta, que hoy recibirá a Binner y a Urtubey
Mariano Obarrio
(0)
23 de julio de 2009  

En las primeras reuniones con gobernadores, la presidenta Cristina Kirchner no pudo dar respuesta satisfactoria a las demandas de auxilio financiero de las provincias. El mandatario de Chaco, Jorge Capitanich, se retiró del despacho presidencial con las manos vacías, aunque sin protestar por ser uno de los aliados del Gobierno en el peronismo.

Tampoco el jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, obtuvo señales positivas a sus reclamos de mayor apoyo de la Casa Rosada para financiar obras públicas y redes de subterráneos.

La ronda de diálogos continuará hoy luego de las 18 con los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey, y de Santa Fe, Hermes Binner.

"La situación fiscal del Gobierno es muy delicada. No hay de dónde sacar plata, por eso no se llevan respuestas", confió a LA NACION una alta fuente del kirchnerismo. "Ahora la oposición tendrá que decir de dónde quiere que saquemos la plata si quiere bajar retenciones", agregó.

Según pudo saber LA NACION, Capitanich comentó que el déficit de Chaco para 2009 está "estimado en $ 400 millones" y que sin ayuda nacional hasta el pago de sueldos corre serios riesgos en su distrito.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, le reclamará a la Nación una ayuda de 5000 millones de pesos, (ver aparte). Un alto funcionario del gabinete nacional comentó a LA NACION ayer: "En la provincia enloquecieron".

Sin embargo, el ministro de Economía, Amado Boudou, dijo a LA NACION que "se estudiará un programa financiero para todas las provincias". Pero aún no existen decisiones tomadas. "Todavía no está cerrado; lo estamos analizando", agregó Boudou.

Una muestra de la preocupación. El titular del Palacio de Hacienda se llevará hoy a Asunción, a donde viajará con la Presidenta para participar de la Cumbre del Mercosur, una carpeta con la preocupante situación financiera y fiscal de las provincias.

Pese a que el Gobierno insistía ayer en que Capitanich no pidió auxilio financiero, fuentes allegadas al gobernador aseguraron a LA NACION que el reclamo existió y que éste le detalló a Cristina Kirchner la delicada situación fiscal de su provincia. Por ejemplo, de los $ 400 millones de déficit, $ 200 millones es una deuda con los prestadores médicos, pese a que en septiembre podría agravarse la epidemia de dengue.

"Esa deuda no se puede no pagar, porque corren riesgo de caerse las prestaciones", señaló un allegado de Capitanich. "Nos fuimos con las manos vacías. Nos dieron muchas esperanzas, pero en concreto, nada", dijo ante dirigentes del PJ.

La provincia debió escalonar los pagos de sueldos el mes pasado: primero cobraron los jubilados y luego los empleados públicos. Para salvar la situación, Capitanich pidió un anticipo de coparticipación o una refinanciación para cubrir el bache fiscal.

Con Néstor Kirchner

El gobernador de Chaco conversó también con Néstor Kirchner luego de reunirse con la Presidenta en la Casa Rosada. Si bien varios funcionarios admiten que el ex presidente conserva el control del manejo de los recursos, voceros presidenciales dijeron a LA NACION que "esa decisión está en manos de la Presidenta".

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, en tanto, propuso ayer que todos los mandatarios provinciales firmen un acuerdo para que se reforme la coparticipación primaria, de manera que la Nación y las provincias se dividan por mitades, "50 y 50" por ciento, los recursos nacionales totales.

"En la actualidad, la Nación se lleva el 74% y el resto, las provincias. LA NACION tiene que dejar que las provincias administren sus recursos y sus servicios y sus obras", dijo Rodríguez Saá a este diario. Todavía no fue llamado a la Casa Rosada, pero eso es lo que tiene previsto plantearle a la Presidenta.

Entre tanto, el salteño Urtubey y Capitanich almorzaron anteayer con el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, para comenzar a convocar a otros gobernadores para unificar el discurso respecto de la preocupación común por la situación financiera de todas las provincias. Procuran que el Gobierno efectivice pagos comprometidos por programas de asistencia financiera, por obras públicas, y que la Nación las apoye para endeudarse en el mercado internacional.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?