Suscriptor digital

"Fui una enamorada de Cristina y sufrí una gran desilusión"

La diputada Cristina Cremer de Busti explicó a lanacion.com las causas de su salida del bloque kirchnerista; "Sólo nos tienen en cuenta si necesitan quórum y nosotros damos para más", afirmó
Lucrecia Bullrich
(0)
30 de julio de 2009  • 00:29

Cristina Cremer de Busti es una de las caras del progresivo deterioro de las mayorías del kirchnerismo en el Congreso. Hace pocas horas se sumó a la ya larga lista de legisladores que decidieron abandonar el redil del Frente para la Victoria y sumarse a las huestes del PJ disidente.

Mujer del ex gobernador entrerriano Jorge Busti, es diputada por su provincia desde 2007 y ocupará una banca hasta 2011. Al igual que su marido transitó un camino de dos extremos: el enamoramiento y la fidelidad al proyecto de los Kirchner y la distancia irremediable que terminó en portazo.

Cremer de Busti forma parte del grupo de cinco legisladores que ayer oficializaron su partida de los bloques oficialistas en ambas cámaras. A ella se sumaron los diputados Gustavo Zavallo y Angeles Petit, que conformarán un bloque junto con el cordobés Arturo Miguel Heredia, que responde al gobernador Juan Schiaretti. También hubo una nueva deserción en el Senado: María José Bongiorno (Río Negro) decidió romper con el bloque oficialista que conduce el también rionegrino Miguel Pichetto. Así, el kirchnerismo en el Senado quedó reducido a 39 miembros (dos más que el quórum), mientras que en Diputados el bloque del Frente para la Victoria quedará en 111 integrantes (a 18 del quórum).

En un reportaje con lanacion.com la diputada admitió haberse "enamorado" de la inteligencia de la Presidenta para luego sufrir una "gran desilusión", defendió su decisión de romper con el kirchnerismo y advirtió que en el bloque oficialista "no hay lugar para la disdencia".

- ¿Por qué decidió alejarse del bloque del Frente para la Victoria?

- Hace tiempo que estábamos en una situación muy incómoda por estar en el bloque y no coincidir con la mayoría de las cosas que el bloque quería.

- ¿Qué situaciones concretas de incomodidad recuerda?

- Y, después de votar en contra de las retenciones nos pasaba que por obediencia al bloque y para no traicionar al campo no íbamos a las sesiones en las que se trataban temas que afectaban al sector. Era una situación muy estresante.

- ¿Cómo pasó de apoyar a los Kirchner a abandonar el bloque?

- Era una enamorada de Cristina, de su inteligencia, de sus discursos. Pero cuando el Gobierno demostró que no comprendió lo que significa el problema del campo, nos enfrentamos a una situación en la que ya no nos sentíamos comprendidos. La reacción de Cristina al conflicto fue una gran desilusión para mí.

- ¿Qué temas concretos la alejaron?

- La reacción al conflicto del campo fue fundamental para ir provocando el distanciamiento. Además, cuando uno tiene tantas expectativas puestas en una persona y ve que no reacciona...

- Concretamente, ¿qué le molestó?

- Las reuniones que tuvimos con Néstor Kirchner en las que le llevamos nuestros proyectos y ni siquiera los leyeron. Además, el verano pasado, viajé con la Presidenta a España y fui con la ilusión de tener algún contacto personal para plantearle los temas que preocupan a mi provincia y no ocurrió. En un solo momento hablamos de lechería. Le dije que me parecía fantástico que sin burocracia se les dieran a los tamberos los 10 centavos que reclamaban y eso tampoco se concretó. Por otra parte, el Gobierno mostró un gran desinterés por la campaña en Entre Ríos y terminamos perdiendo. Se fueron juntando muchas cosas que me llevaron a este punto.

- ¿Cómo es el clima de trabajo dentro del bloque oficialista?

- Siento que no somos considerados. Sólo nos tienen en cuenta cuando necesitan el quórum y nosotros damos para más. A mí me eligieron para defender los intereses de mi provincia y esa es mi obligación.

- ¿Cómo evalúa el resultado de las elecciones?

- Claramente fue un llamado de atención muy grande de cosas que la gente ya no acepta.

- ¿Qué cosas?

- La forma en que se transmiten los mensajes, el hecho de que las decisiones se tomen sin discutirlas, sin pasar por el Congreso y, sobre todo, que no se haya resuelto el conflicto con el campo.

- ¿Qué opina del llamado al diálogo?

- Es bueno. Pero si no va acompañado de acciones concretas no sirve. Ojalá se llegue a acuerdos con el campo y quiero pensar en positivo. Pero si pasa el tiempo y seguimos en el diálogo sin tomar decisiones estaremos en la misma.

- ¿Cómo cree que va a funcionar el Congreso hasta el 10 de diciembre?

- A full. La elección provocó un movimiento enorme. Todos los partidos están tratando de fortalecerse. La palabra federalismo ha cobrado muchísima relevancia y eso se va a notar.

- ¿El oficialismo va a tener problemas para lograr quórum?

- El quórum lo van a tener. Pero claramente van a tener que negociar más. Se vienen temas conflictivos como la delegación de facultades, la coparticipación, el reparto del impuesto al cheque y el presupuesto. Van a tener que trabajar para lograr acuerdos. Las provincias están en posición de pedir más y la Nación va a tener que ceder más recursos.

- ¿Y después del 10 de diciembre?

- Me imagino un Congreso definitivamente más fuerte y dialoguista.

- ¿Qué debería cambiar el kirchnerismo de su manejo en el Congreso?

- La falla más grave es la falta de comunicación y de participación de todos. No hay espacio para la discusión ni el diálogo. Presenté una cantidad enorme de proyectos y ni uno logró despacho de comisión. El mensaje es que tenés que estar cerca de la cúpula [del bloque] para que consideren tu postura. Definitivamente, la disidencia es muy difícil.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?