Suscriptor digital

Faltan más normas para proteger cajas de seguridad

Es notoria la diferencia con las adoptadas para tesoros bancarios
Gustavo Carabajal
(0)
2 de agosto de 2009  

Como no pudieron abrir la puerta del recinto donde funcionan las cajas de seguridad, los ocho ladrones que asaltaron la sucursal San Miguel del Banco Francés no tuvieron inconvenientes para realizar un boquete en la pared y sacar por allí el tesoro móvil, que contenía 28 cofres.

Es que la pesada caja fuerte con las 28 cajas de seguridad no estaba dentro del tesoro del banco con paredes "de 300 mm de espesor como mínimo, de hormigón armado de alta resistencia a la penetración con doble malla de hierro de 14 mm de diámetro mínimo", tal como establece la comunicación "A" 3390 del Banco Central de la República Argentina al regular las medidas mínimas de seguridad que deben tener las bóvedas de las entidades financieras.

La caja fuerte que fue encontrada vacía, sopleteada y barreteada anteayer en un descampado de Derqui, estaba en un recinto del banco que no cumplía las condiciones fijadas por el BCRA, porque allí no funcionaba el tesoro del banco.

Esto significa que ninguna norma específica regula el funcionamiento de las cajas de seguridad en los bancos en el país.

En ninguna de las 49 páginas de la mencionada comunicación del BCRS figura el concepto "cajas de seguridad", ni se explican las condiciones que deben tener los recintos en los que funcionan los cofres.

Fuentes del Banco Central explicaron que el sistema de cajas de seguridad no esta regulado como ocurre con los cheques o las tarjetas de crédito debido a que se trata de un servicio que se rige a través de los contratos entre las entidades y los clientes.

No obstante, fuentes del Banco Central explicaron a LA NACION que, en la práctica las normas que exigen las medidas mínimas de seguridad para los bancos se aplican al funcionamiento de las cajas de seguridad, debido a que el espíritu de la ley apunta a optimizar el cuidado de dinero y valores.

"La ley 19.130 y el decreto reglamentario 2525/71 del Banco Central se refieren a medidas mínimas de seguridad. Entiéndase por esto cerraduras y alarmas especiales, rondas de personal de seguridad, paredes con hierro, cámaras de video y registro de toda persona que ingresa. En las investigaciones de robos de cajas de seguridad, los jueces dijeron que tienen que ser medidas eficientes", explicó la abogada Nydia Zingman de Domínguez.

La letrada representó a clientes damnificados por los millonarios robos contra la sucursal del Banco Mercantil, de Santa Fe 3725, y contra la sucursal Recoleta del Banco Crédito Argentino, ocurrido en enero de 1997.

"En algunos países de Europa, la ley establece que los bancos deben aplicar para las cajas de seguridad las mismas normas que instalen en los tesoros", explicó el comisario mayor, retirado Luis Vicat, perito en seguridad bancaria.

En el caso del asalto al Banco Francés de San Miguel, fuentes policiales indicaron que el muro en el que los delincuentes hicieron el boquete en el banco asaltado era de ladrillos comunes y no tenía ningún refuerzo de hierro y hormigón.

Sin protección

Los investigadores de la policía bonaerense explicaron que la pesada caja fuerte que contiene las cajas de seguridad no funciona dentro del tesoro donde el banco guarda el dinero, sino en un recinto adyacente, sin las mismas medidas de seguridad.

"Los bancos no deben perder de vista que son custodios del patrimonio de sus clientes y que su personal debe tener la capacitación acorde con la función que desempeña. Como los robos son una cuestión de oportunidad no existe la posibilidad de que exista algo superseguro. Por eso no hay que perder de vista que existe el riesgo latente", explicó Raúl Fiori, consultor en seguridad bancaria.

Las normas fijadas por el Banco Central indican que, cuando se produce una interrupción en alguno de los sistemas de seguridad, alarmas o circuito cerrado de televisión, hay que avisar a la policía.

Durante una conferencia de prensa realizada hace cinco días, el comisario general Salvador Baratta, superintendente de seguridad de la zona norte del conurbano, dijo que los encargados de la sucursal asaltada en San Miguel, nunca comunicaron a la comisaría local que debían apagar las alarmas porque se realizarían obras en la entidad. Además, el banco retiró el dinero del tesoro, el día anterior al asalto, pero dejó las cajas de seguridad.

Indemnización por fallas de seguridad

  • Durante el fin de semana largo del 12 de octubre de 1992, dos ladrones entraron por la puerta principal de la sucursal del ex Banco Mercantil, situada en Santa Fe al 3700, y vaciaron 370 cajas de seguridad. Debido a que hubo fallas en la seguridad, la Justicia obligó al banco a indemnizar a los clientes.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?