Regresó Fernández Meijide y provocó una fuerte polémica

Cuestionó la cifra de 30.000 desaparecidos y recibió críticas del Gobierno
Laura Capriata
(0)
5 de agosto de 2009  

Graciela Fernández Meijide volvió a la exposición pública con un libro bajo el brazo, pero, sobre todo, con una fuerte polémica a sus espaldas.

Todo empezó cuando, al hablar de su libro, que presentará mañana, La historia íntima de los derechos humanos en la Argentina , puso en duda que hayan existido 30.000 desaparecidos, y pidió referirse estrictamente a los 9000 casos documentados por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) que ella integró.

"¿Con qué derecho [se habla de 30.000 desaparecidos] cuando había un conteo de 9000? ¿Porque es un símbolo? Están los mitos, pero quien hace historia tiene responsabilidad política. Debe decir la verdad", había dicho Fernández Meijide a Clarín , criticando los cambios al prólogo del informe de la Conadep que hizo el gobierno de Néstor Kirchner.

Su afirmación mereció ayer una dura réplica del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde (la acusó de intentar publicitar su libro), y provocó malestar en los organismos de derechos humanos, que también cuestionaron su propuesta de reducir las condenas a militares acusados, a cambio de obtener información sobre desaparecidos.

En diálogo con LA NACION, ayer Fernández Meijide reivindicó ese proyecto, pero intentó aplacar la polémica por la cifra de los desaparecidos. "No voy a entrar en ninguna controversia porque mi ánimo no era ése", dijo, entre sorprendida y contrariada por el rumbo que tomó la discusión. En su casa de Belgrano los teléfonos no paraban de sonar. "El número de 30.000 desaparecidos puede ser simbólico o puede ser cierto, yo no digo que no, pero por respeto a los desaparecidos hay que manejarse con la cifra documentada", pidió la ex ministra de la Alianza, que ha militado en organismos de derechos humanos a partir de la desaparición de su hijo Pablo.

Sobre su propuesta de disminución de penas, Fernández Meijide dijo que "hasta ahora los militares no han entregado un solo dato que permita avanzar". Por eso consideró que si aportan material importante para identificar desaparecidos o niños apropiados, podría considerarse la reducción de penas, "como hizo Nelson Mandela en Sudáfrica, lo que no significa impunidad", aclaró.

En su carta, Duhalde había dicho que "todos los días se avanza en los centenares de causas judiciales en trámite" contra represores, contradiciendo a la fundadora del Frepaso.

En tres carillas, también enumeró las causas que a su criterio impidieron documentar la totalidad de las desapariciones, como el breve funcionamiento de la Conadep, las leyes del perdón que la sucedieron, los gobiernos autoritarios que se mantuvieron en varias provincias y la falta de familiares que pudieron reclamar resarcimiento.

"Es triste comprobar que usted pretenda ignorar todas estas circunstancias, aunque seguramente sus afirmaciones le asegurarán un buen éxito editorial para el libro que ha escrito", concluye la carta de Duhalde.

Protagonistas

GRACIELA FERNANDEZ MEIJIDE

Ex miembro de la Conadep

"El número de 30.000 desaparecidos puede ser simbólico o puede ser cierto, pero hay que manejarse con la cifra documentada"

EDUARDO LUIS DUHALDE

Secretario de derechos humanos

"El único registro fehaciente de la cantidad de víctimas asesinadas, su identidad y destino final está en poder de los asesinos"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?