Los premios Rey de España, de periodismo, ya tienen ganadores

Se anunciaron ayer en Buenos Aires; fue distinguido un equipo del diario Clarín
(0)
31 de octubre de 1998  

Un equipo español que realizó un programa radial sobre la divulgación del castellano ganó el Premio Iberoamericano en la XVI edición de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España.

Los galardones, que todos los años entregan la agencia española EFE y el Instituto de Cooperación Iberoamericana (ICI), fueron anunciados ayer en una de las salas decoradas con reliquias coloniales del Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, de esta ciudad.

Encabezado por el presidente de la agencia EFE, Miguel Angel Gozalo Sáinz, el jurado leyó ante un público expectante la lista de los ganadores de los premios Iberoamericano -el más importante-, de Prensa, de Televisión, de Radio y de Fotografía.

"Quedaron en el camino obras brillantísimas -dijo Gozalo Sáinz al público-. Los trabajos premiados tienen en común la capacidad de apelar a la memoria y de transmitir valores."

El programa galardonado con el Premio Iberoamericano, "Un idioma sin fronteras", pasa revista a las generaciones literarias del ´27 y del ´50, a través de Radio Exterior de España. Su director, Alejo García Ortega, lo definió como un trabajo "hecho para defender en otros países el castellano puro".

Quizá con la finalidad de distender a los numerosos presentes que esperaban la revelación de los nombres de los ganadores, un conjunto de cámara ejecutó música barroca en la sala, hasta poco antes de los anuncios.

El Premio de Prensa correspondió a un equipo de periodistas del diario Clarín. María Seoane, Alberto Amato y Vicente Muleiro recibieron la noticia en vivo y en directo. La cuarta integrante, Ana Baron, es corresponsal en los Estados Unidos.

El trabajo, un reportaje titulado "Los papeles secretos de la embajada", publicado el 22 de marzo último, fue calificado por el jurado como "un brillante ejemplo del mejor periodismo de investigación".

El artículo se basó en 125 documentos enviados por la embajada norteamericana en Buenos Aires al secretario de Estado Henry Kissinger, que prueban que los Estados Unidos supieron, con al menos un mes de anticipación, cómo iba a ser el golpe militar de 1976.

"No sólo se ha reconocido el esfuerzo y la calidad del trabajo, sino la historia que aquí se cuenta, que es una historia dura. Quisimos contar la verdad, aun en tiempos difíciles", dijo Seoane.

Amato y Muleiro también dedicaron el premio a sus familias y "a los periodistas que vienen".

En la categoría Televisión, la distinción fue para el colombiano Alberto Salcedo Ramos, por el programa titulado "A pie por El Cartucho", que se emitió por el Canal Señal Colombia. En el trabajo se expone la realidad de un barrio marginal de Bogotá.

Un portugués, José Bastos Andrade Santos, fue el seleccionado para el Premio de Radio. Su programa, "Horas de liberdade sequestrada", emitido por Radio Renascenca, trata sobre el terrorismo de ETA en el País Vasco.

El Premio de Fotografía correspondió a Pedro Valtierra, de México, por la fotografía publicada en el diario La Jornada, de la capital azteca. La imagen muestra a un grupo de mujeres de Chiapas que intenta evitar que el ejército mexicano invada sus tierras.

Los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España están dotados de 28.000 dólares, que se reparten así: 6600 para el Premio Iberoamericano y 5300 dólares para cada una de las restantes categorías, Prensa, Radio, Televisión y Fotografía.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?