Liliana Díaz Mindurry obtuvo anoche la distinción de Planeta

Recibió $ 50.000 y la publicación de su novela, "Pequeña música nocturna".
(0)
3 de noviembre de 1998  

"Es un sueño, algo irreal, una cosa imposible", le dijo a La Nación , Liliana Díaz Mindurry, felizmente sorprendida por ser la ganadora del Premio Planeta de Novela 1998, por su libro Eine kleine nachtmusik ( Pequeña música nocturna ), en medio de la algarabía de la fiesta consagratoria de Editorial Planeta en el Alvear Palace Hotel.

Con el seudónimo de Liliana Iribarne, la obra de esta escritora, abogada y docente, nacida en Buenos Aires en 1953, fue seleccionada entre 268 novelas.

El galardón consiste en $ 50.000 y la publicación de la novela. También se entregó el segundo premio, consistente en $ 10.000, al chileno Rodrigo Altria, por su obra "Coplas de sangre".

Las otras tres novelas finalistas fueron Dos soportes, de Johannes de Meester; Rutas argentinas, de Nazarin, y Parirás mujer, de Lilith, todas firmadas con seudónimo.

El premio a Díaz Mindurry fue entregado al filo de la medianoche en una reunión muy concurrida. Los presentes fijaron la atención en el saludo de Ernesto Sabato yGraciela Fernández Meijide. Se encontraban también los jurados Marcos Aguinis, María Esther de Miguel, el español Manuel Vázquez Montalbán y el editor de Planeta, Ricardo J. Sabanes. Faltó con aviso Tomás Eloy Martínez, que se encuentra en los Estados Unidos.

Sabato, muy aplaudido, recibió un premio a la trayectoria. Dijo que a los 87 años se siente joven y dispuesto a luchar contra la pobreza y por la justicia social. Afirmó que "la gran literatura no es de elite y trata de los problemas de la condición humana".

También se entregaron los premios que los libreros eligieron entre obras publicadas por la editorial Planeta.

Fueron premiados "Plata quemada", de Ricardo Piglia (como mejor novela); "El país de las maravillas", de Mempo Giardinelli (mejor ensayo); "Severino Di Giovanni", de Osvaldo Bayer (mejor biografía); "Un mundo sin periodistas", de Horacio Verbitski (mejor libro periodístico), y "Poemas de batalla", de Francisco Urondo, autor desaparecido durante la dictadura militar (mejor libro de poemas).

La ganadora, con La Nación

Serena y conmovida, la ganadora habló anoche con La Nación y comentó que "es increíble que después de 12 libros editados con esfuerzo, y escribiendo sólo para que me lean mis amigos y un círculo muy reducido, llegue esta distinción".

La emoción al recibir al premio -precisamente el Día de los Fieles Difuntos- fue mayor por razones profundas, confió Díaz Mindurry. Hace tres años, "un día como hoy, se suicidó una de mis mejores amigas, la poeta Gloria Ghisalberti, a quien sentí muy fuertemente mientras escribía esta novela", expresó.

Su recorrido por las letras no es reciente. Publicó Buenos Aires, ciudad de la magia y de la muerte, en 1985; La resurrección de Zagreus , en 1988; Sinfonía en llamas , en 1991; La estancia del Sur , en 1991, y Lo indecible , aún inédito, entre otros, con los cuales obtuvo otros tantos reconocimientos: la Faja de Honor de la SADE, el Premio Fondo Nacional de las Artes, el Primer Premio Municipal y dos veces el Premio Juan Rulfo. En 1981 publicó en La Nación el cuento "La casa inmóvil" El encuentro con La Nación fue también un motivo de sorpresa tanto para la escritora como para la cronista. Hace escasos dos meses, Liliana Díaz Mindurry había estado en la Sección Cultura de este diario, con motivo de la salida del número de primavera de la revista Zahir, que dirige. El nombre está tomado del universo literario de Jorge Luis Borges. La salida de la revista cultural coincide con las cuatro estaciones del año.

La novela narra "una historia fuerte, la de una mujer de unos 40 años que le cuenta a un matrimonio de escritores lo que le ocurrió cuando tenía 14. A esa historia se suma la que ocurre entre el matrimonio y la mujer. Y, además, aparezco yo como personaje vinculado al matrimonio. Mis libros tienen un fuerte carácter intelectual. Por eso, estoy tan asombrada con este premio", comentó la autora con una gran sonrisa.

"Tomé la idea de la novela de un cuadro de la pintora surrealista Dorothea Tanning, cuyo trabajo me obsesiona desde hace tiempo", dijo la autora. Sus fantasmas -dice Díaz Mindurry- siempre se asoman a temas recurrentes: Dios, los mitos, las religiones y el sexo.

Por amor a las letras, Diaz Mindurry abandonó la abogacía y prefirió vivir de sus talleres literarios, "donde tengo muchos alumnos", así como de la pensión otorgada por el Premio Municipal.

Cuando se le pregunta qué espera que ocurra en el futuro, se ilumina con una sonrisa franca y dice: "Que me lea alguien que no sea mi amigo, aunque sea por curiosidad".

Historial

  • Los ganadores del concurso del Premio Planeta, instituido en 1992, son los siguientes:
  • 1992: Alicia Steimberg, por "Cuando digo Magdalena".
  • 1993: Carlos Chernov, por "Anatomía humana".
  • 1994: Antonio Dal Masetto, por "La tierra incomparable".
  • 1995: Vicente Battista, por "Sucesos argentinos".
  • 1996: María Esther de Miguel, por "El general, el pintor y la dama".
  • 1997: Ricardo Piglia, por "Plata quemada".
  • 1998: Liliana Díaz Mindurry, por "Eine Kleione Nachtmusik (Pequeña música nocturna"). También se entregó un segundo premio a Rodrigo Altria, autor de "Coplas de sangre".
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?