Una mirada al vestidor de Rafael Ferro

Vivió en Venezuela y fue jugador profesional de squash en Alemania. Tiene un sombrero francés que no se atreve a usar. Envidia a los que se animan a más.
(0)
21 de agosto de 2009  • 17:03

Por Susú Balbona.

Accesorios tabú >> Me compré un sombrero francés, muy fino, pero no me animo a usarlo. Me lo puse y caminé una cuadra. Me veo como Carozo y Narizota, los dos en uno. Tengo mucho prejuicio con dar imagen de pelotudo. Me pasa lo mismo con las gafas. Siempre me dieron una idea tan de frivolidad que me veo en el espejo y me siento un infeliz, y no me las puedo poner.

Envidia sana >> Mi primera adolescencia fue en Venezuela, por eso no bien llegué a Argentina tenía un estilo distinto. Usaba chupines de pana, o musculosas brillantes, y acá me miraban raro. Después me fui poniendo a tono. Ahora soy muy clásico, básico, jean, alguna camperita, un buzo. Por un lado, no me importa mucho la ropa, busco que sea bien funcional y puedo pasar días con lo mismo; pero cuando veo alguno que se viste más zarpado, que se anima a más, lo envidio.

Fast shopping >> Me gusta comprar, pero no me gusta quedarme mucho tiempo; cuando lo hago, soy expeditivo. Y tengo buen gusto para elegir para las chicas. Pero no soy compulsivo con la ropa. Sí con los libros. Me paso todos los días un buen rato en las librerías. Yo pienso: entre un libro divino de 80 pesos y un pulóver pedorro del mismo precio, me llevo un libro.

Perfumado por simbiosis >> Ahora me pongo alguna crema. Se me empezó a pegar de las mujeres, de ir al baño y ver que tenían cremitas y comenzar a probar, a ponerme. El perfume también me empezó a gustar de grande. Eso porque compartí camarín con Luciano Castro, en El tiempo no para, y siempre olía muy rico. Me pareció bueno eso de oler bien, y me copié. Hay uno que me mató, y es el que uso, el Gucci 2. Riquísimo.

Prendas de apego selectivo >> Hace siete meses y medio me separé por segunda vez, así que mi placard es medio un desastre, pero soy más tirando a ordenado. No soy de guardar cosas, por ejemplo, tenía un montón de remeras de algunos festivales de cine y las regalé, también tenía remeras de muchos lugares del mundo de cuando me dedicaba al squash y hoy no están por ningún lado. No soy muy apegado, pero sí a un buzo que me quede calentito y cómodo, por ahí pasan años y me ves con el mismo.

La hoja de ruta de los 43 años de Rafael Ferro es coherente con sus palabras de que "cada tanto hay que reinventarse". A los 25 dejó de vivir como jugador de squash en Alemania y se vino a Argentina para empezar algo nuevo: ser actor. Su debut en la TV fue en el ciclo juvenil Verano del 98. Fue el bueno de Ferchu en Resistiré (2002), o el cirujano plástico en El tiempo no para (2006). Otro salto, su primer papel cómico como Gastón en Lalola (2007). El mismo resume este año: "Grabé capítulos para Mitos, y estoy ensayando la obra La cocina, en el San Martín, que se va dar en el teatro Regio".

Además, mirá "Una mirada al vestidor de... ": Damián De Santo I Sergio Lapegüe I Martín Ciccioli I Axel Kuschevatzky I Liniers I Fotos hot de mujeres sin tapujos I Horacio Cabak I Gastón Portal I Martín Caparrós I Nazareno Casero I Antonio Birabent I Dante Spinetta I Borja Blázquez I Emmanuel Horvilleur I Iván De Pineda I Ale Lacroix I Diego Frenkel I Bobby Flores I Daniel Malnatti I Boy Olmi I Ludovico Di Santo Daniel Tognetti I Nicolás Pauls I Clemente Cancela > I Juan Pablo Varsky I Thierry Henry

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?