Suscriptor digital

Nuevo buque para la Armada

(0)
4 de abril de 2000  

La Armada acaba de incorporar en su flota un buque multipropósito proveniente de la Guardia Costera de los Estados Unidos, que formará parte de la dotación que opera en la zona de influencia fluvial de Zárate.

El barco Ciudad de Rosario, que operó en Baltimore con el nombre de Red Wood, es un balizador que cumplirá ese fin y servirá también para embarcar cadetes en instrucción, para realizar ejercicios de los infantes de marina (que tienen asiento en Zárate) y para patrullar la hidrovía Paraná-Paraguay.

Además, como parte del papel que las Fuerzas Armadas han asumido en los últimos años frente a la comunidad (funciones de distinto tipo de asistencia social), el buque también será utilizado, de ser necesarios, para auxiliar a los pobladores ribereños.

Valor simbólico

Fue adquirido a los Estados Unidos en un valor de "donación", 45.000 dólares, porque ese país no puede entregar gratuitamente naves que haya desafectado de su servicio.

Según explicaron a La Nación autoridades navales, en total se desembolsó alrededor de 120.000 dólares (entre la adquisición y el equipamiento) para ponerlo en condiciones de operar.

De haberlo comprado en un astillero, explicaron, el buque habría costado aproximadamente tres millones de dólares.

La puesta en servicio del Ciudad de Rosario se efectivizó el jueves último, con una ceremonia realizada en la Base Naval de Zárate, encabezada por el jefe del Comando de Operaciones Navales, contralmirante Alberto Pico; el director general de Material Naval, contralmirante Eduardo Llambí; su par de Técnica Superior de esa área, contralmirante Jorge Godoy, y el jefe del Area Naval Fluvial, capitán de navío Eduardo Guelfo.

Entre los invitados estuvieron el intendente de Rosario, Hermes Binner, y representantes de las comunas de Zárate y Campana.

En su discurso, el contralmirante Llambí destacó las características de diseño: "Una gran autonomía en operaciones, excelente maniobrabilidad, versatilidad para los movimientos de carga y descarga y muy buena capacidad de bodega", que le confieren "una especial aptitud para la navegación en el río".

Estados Unidos construyó cinco buques similares para su uso como como balizadores, de los cuales tres fueron adquiridos por la Argentina y los dos restantes fueron desguazados, por lo que pudieron ser rescatados sus repuestos.

Por ese motivo, también se trajeron piezas que podrán usarse en las otras dos naves que prestan servicios para la Armada.

El Ciudad de Rosario y el Ciudad de Zárate operan en el Area Naval Fluvial. El Punta Alta cumple tareas en la Base General Belgrano.

Construido en 1964, hasta mediados del año último cumplió funciones en el puerto de Baltimore. La embarcación tiene 47,9 metros de eslora (largo), 10,1 metros de manga (ancho), seis pies de calado, dos máquinas principales Diesel de 1800 caballos de fuerza y un desplazamiento de 466 toneladas. El casco es de acero y la autonomía, de 3055 millas náuticas.

A mediados de octubre último, 18 de los 32 tripulantes del barco viajaron a EE. UU. para alistar la embarcación. A principios de febrero regresó a ese país toda la dotación destinada a la nave, encabezada por su comandante, el capitán de corbeta Juan Carlos Berbaris, para iniciar la navegación con destino a la Argentina. La travesía incluyó escalas en Miami, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, Belém, Recife, Rio de Janeiro y Rio Grande do Sul.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?