Detuvieron a dos hijos del matrimonio Pippo Briant

Los apresaron por robar en un supermercado; su padre, fallecido en junio pasado, era el principal sospechoso por el asesinato de su mujer, Oriel Briant, ocurrido en City Bell en 1984
(0)
8 de septiembre de 2009  • 18:56

Dos hijos de Federico Pippo, quien fuera principal sospechoso del asesinato de su ex esposa, la profesora de ingles Oriel Briant, cometido en julio de 1984, fueron detenidos, acusados de haber participado en el asalto a un supermercado platense.

Fuentes policiales informaron que los dos hermanos detenidos, junto a un cómplice, golpearon al dueño del comercio y huyeron llevándose unos 300 pesos.

Se trata de Julián Pippo Briant (31) y de su hermano, Cristopher Pippo Briant (28), quienes fueron detenido ayer por la policía, poco después de cometido el robo al supermercado "Suerte", de dueños chinos.

Los hermanos fueron atrapados en la vivienda familiar de la calle Cantilo, entre 21 y 21b, que hasta junio pasado, cuando falleció, compartieron con su padre, Federico Pippo.

Los Pippo Briant y un cómplice que no pudo ser detenido fueron individualizados como los presuntos autores del robo de bebidas alcohólicas y de unos 300 pesos del supermercado "Suerte", de City Bell, propiedad del ciudadano chino Lin Wu King.

El comerciante los sorprendió cuando intentaban huir y se trabó en lucha con uno de ellos, hasta que los ladrones con un fierro le provocaron una fractura en la pierna izquierda y escaparon.

Alertada por los vecinos, la policía llegó a la casa de los hermanos y los llevó detenidos, por lo que ambos quedaron imputados de lesiones graves y robo calificado, a disposición del fiscal de La Plata Tomás Morán.

El cómplice que pudo escapar estaría identificado por la policía y tendría antecedentes penales, añadieron los informantes.

Los detenidos son hijos de la profesora de inglés Oriel Briant, quien hace 25 años desapareció de su casa de City Bell y tres días después fue encontrada asesinada a puñaladas y disparos, a la vera de la ruta dos.

Su marido y padre de los ahora acusados del robo, Federico Pippo, fue detenido por el caso en dos oportunidades y también estuvieron presos su madre y uno de sus hermanos.

Federico Pippo, profesor de literatura y filosofía, que también dio cátedra en la Escuela de Policía Bonaerense "Juan Vucetich", murió el 3 de junio pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.