Detienen a dos jóvenes tras un raid delictivo en Avellaneda

Fueron apresados por la Policía Federal luego de mantener cautivas a tres personas y obligarlas a retirar dinero de cajeros automáticos
(0)
16 de septiembre de 2009  • 15:58

Un joven fue liberado sano y salvo tras haber permanecido más de una hora cautivo dentro de un auto en el barrio de San Telmo por delincuentes que, simultáneamente, mantenían secuestrado a otro hombre y su pequeña hija en una camioneta, a quienes abandonaron en Avellaneda.

Fuentes de la Policía Federal aseguraron que por el hecho fueron detenidos dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, a quienes les secuestraron un revólver calibre 38, dinero y una alianza de oro.

Todo comenzó cerca de las 20.45, cuando un hombre que circulaba a bordo de su camioneta Fiat Idea junto a su pequeña hija fue asaltado por cuatro delincuentes armados que se le subieron al vehículo y se los llevaron cautivos.

Según los investigadores, el hombre y su hija fueron llevados hacia el lado de la Capital Federal y los delincuentes se detuvieron en varias oportunidades en cajeros automáticos para robar dinero de su cuenta bancaria, uno de ellos en proximidades de Balcarce y Humberto Primo.

Mientras esto ocurría, los delincuentes continuaron con su raid delictivo y secuestraron a otro muchacho que estacionaba su automóvil Chevrolet Corsa.

Fuentes policiales dijeron que el joven llegaba a ese lugar para asistir a una fiesta con amigos y que fue sorprendido por dos de los delincuentes, quienes lo encañonaron y lo obligaron a sentarse en el asiento del acompañante.

Los delincuentes salieron a toda velocidad del lugar rumbo a La Boca, donde volvieron a detenerse en cajeros automáticos.

"A esa altura, dos de los delincuentes estaban en el Corsa con una víctima, y los otros dos iban en la camioneta Idea con el otro hombre y su hija. Todos se fueron hacia La Boca y se detuvieron en un banco", dijo a Télam un jefe policial.

Como los delincuentes no le pudieron robar dinero al muchacho de su cuenta, lo obligaron a llamar a sus amigos que se hallaban en la fiesta para que juntaran dinero.

Estos jóvenes fueron quienes llamaron al 911 y contaron lo que sucedía, por lo que un efectivo que se hallaba en la zona se dirigió al lugar donde se realizaba la fiesta y les dijo que pactaran un pago.

Ingenio. "El policía le pidió una camisa a uno de los jóvenes que estaba en la fiesta y salió a la calle a esperar que llegaran los delincuentes en el Corsa con la víctima para pagar el rescate. En ese momento, los sorprendió y los detuvo", explicó el investigador.

Los otros dos delincuentes que se hallaban con las otras víctimas en la camioneta Idea huyeron del lugar y recién abandonaron al hombre y a su hija en proximidades de la Villa Tranquila, en Avellaneda.

Este hombre denunció luego lo que le sucedió en la comisaría 2a. donde reconoció la alianza que le habían robado y recuperó el dinero que le sacaron de su cuenta bancaria.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.