Suscriptor digital

Un hombre fue estafado dentro de un banco por una mujer que se hizo pasar por empleada

Un comerciante denunció que lo engañaron y le robaron 65.000 dólares dentro del salón vip del Citibank; las autoridades no asumieron el cargo; una abogada especialista indicó a lanacion.com que en estos casos "la responsabilidad de la entidad es absoluta"
(0)
1 de octubre de 2009  • 17:27

Un comerciante de 64 años denunció que le robaron 65 mil dólares dentro de la sucursal Belgrano del Citibank y responsabilizó al banco por la falta de medidas de seguridad.

La víctima, Osvaldo Carci, fue engañado por una mujer que se hizo pasar por empleada y le sacó el dinero, que acababa de cobrar por la venta de su casa en una sala privada de la misma sede.

Carci relató en declaraciones a la prensa que el hecho ocurrió el 22 de septiembre, cuando se acercó al banco con su mujer para hacer la transacción por la venta del inmueble. Además, indicó que esa misma mañana abrió una caja de ahorro "con el único fin de depositar directamente el dinero sin salir del banco, por seguridad".

El hombre contó que, tras fimar el boleto de compra-venta con los compradores en una sala privada, guardó el dinero en un sobre se dirigió con su mujer a la zona de cajas para hacer el depósito.

"Cuando nos pusimos en la fila, una chica vestida como empleada del banco nos pregunta si vamos a hacer un depósito importante. Ante nuestra afirmación, nos pide que la sigamos al sector vip para que hacer el deposito más rápido".

Carci relata que siguieron a la joven a través de todo el banco, donde la mujer "se movió con total soltura". "Atravesamos cámaras de seguridad, detector de metales, hasta nos abrieron una puerta blindex y accedemos al lugar que ellos llaman «citygold»", detalló.

"Tomamos asiento y la empelada nos ofrece si queremos tomar algo. Luego, de su carpeta extrae un formulario para que lo completemos y nos solicita el sobre con el dinero para hacer el depósito", continúó.

Instantes después, tras llenar el formulario, Carci advierte que la mujer había desaparecido. "Cuando fui a preguntar por ella me dicen que no la conocían. Conclusión: me quedé sin mis 65 mil dólares", dijo.

Responsabilidades. Carci apuntó contra el banco por la falta de seguridad dentro de la seguridad y por la facilidad con la que pudo manejarse la delincuente dentro de la sede, sin que nadie advirtiera la maniobra.

Las autoridades del banco no asumieron responsabilidades por el hecho, aunque se mostraron a disposición para colaborar en la investigación. En una respuesta formal enviada a lanacion.com indicaron que "el supuesto damnificado entregó en forma voluntaria un sobre que presuntamente contenía dinero a una persona desconocida que no forma parte del staff del banco", al referirse al suceso.

Respecto a su accionar agregaron: "Al tomar noticia de lo sucedido, Citi convocó a las autoridades policiales en forma inmediata y les entregó todo el material solicitado por ellos, quedando a disposición de cualquier requerimiento por parte de la Secretaría Nro. 63, dependiente de la Fiscalía Nro. 23, que tiene a cargo la investigación".

En diálogo con lanacion.com, la abogada Nydia Zingman de Domínguez, experta en la defensa de afectados por robos a cajas de seguridad, indicó sobre el episodio: "Entiendo que la responsabilidad del banco es absoluta. El hecho de que dentro del banco una persona haya ocupado un lugar reservado para empelados, con una tarea tan delicada como la de recibir importantes sumas de dinero, hace evidente esta responsabilidad".

Según indicó la letrada y profesora de la facultad de Derecho de la UBA, el banco "debería devolverle todo el dinero al damnificado, y hacerse cargo por el lucro cesante, el daño moral y el daño psíquico" que sufrió Carci.

Zingman detalló que la responsabilidad bancaria se da "cuando no hay cámaras de seguridad, cuando existiendo estan medidas no frenan una situación anómala o cuando se permite que el ingreso de personas que no están autorizadas".

"Al cliente no se le puede exigir ninguna otra conducta de la que tuvo, él hizo lo indicado y es lógico que se haya manejado de esa manera", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?