Suscriptor digital

Coelho estrenó un novedoso proyecto en Roma

Un libro del escritor brasileño, La bruja de Portobello, fue llevado al cine como fruto de un trabajo colectivo experimental de sus lectores
(0)
21 de octubre de 2009  

ROMA.- El famosísimo Paulo Coelho, el autor brasileño que vendió más de 100.000.000 de copias de sus libros en todo el mundo, pisó ayer la alfombra roja romana para el estreno mundial de The Experimental Witch , un trabajo experimental colectivo que llevó al cine La bruja de Portobello , una de sus obras.

Tal como contó el mismo Coelho, de 62 años, la idea de que sus lectores se convirtieran en cineastas e hicieran una película de uno de sus libros siempre estuvo en su mente. "Siempre pensé que cada uno de mis lectores tiene su película en la cabeza y por eso siempre me negué a vender los derechos de autor para que se hicieran films de mis libros", dijo.

La convocatoria a directores para el nuevo film

Aunque fue el poder de la Red de redes la que lo convenció de pasarles la responsabilidad a los lectores, al invitarlos a través de un concurso a convertirse en cineastas para adaptar al celuloide La bruja de Portobello . Una experiencia única, ya que 6000 participantes respondieron online al desafío de Coelho y enviaron cortos de gran calidad.

De estos 6000 concursantes, después de una rigurosa selección realizada por Elisabetta Sgarbi -productora, cineasta y directora de Bompiani, la editorial que vende a Coelho en Italia-, quedaron 14 participantes de todos los continentes (ninguno de la Argentina). "Lo bueno del film es la diversidad", dijo el escritor brasileño -publicado en 69 lenguas y en 160 países-, en el cual los 14 lectores-directores elegidos, cada uno con su estilo, fueron muy fieles a su texto.

Fuera de concurso y salvando las distancias y las diferencias, también pudo verse ayer Io, Don Giovanni , la última película del genial Carlos Saura ( Cría cuervos , Carmen Story , Goya , entre muchos otros), sobre la atrapante figura del poco conocido Lorenzo da Ponte, libretista de las tres óperas italianas de Wolfgang Amadeus Mozart, entre las cuales se encuentra Don Giovanni , una de las obras maestras de la historia de la música.

Muy teatral, realizada completamente en estudios -en Alicante, España, y en Cinecittá, Roma-, con grandes estructuras de plástico fotografiadas, la película cuenta sólo una parte de la historia de la vida de Da Ponte. Un personaje extraordinario (interpretado aquí por el italiano Lorenzo Balducci), nacido en Venecia en 1700, judío obligado a convertirse, libertino, masón, cura y amigo de Giacomo Casanova que, tras ser expulsado de la ciudad de las góndolas, se va a Viena. Allí conoce a Salieri y a Mozart, con quien empieza a trabajar y recrea un nuevo Don Juan, que, según el maestro español, tiene mucho de Da Ponte.

"Yo hice una versión personal sobre un personaje que me apasiona, que es posible que no sea históricamente rigurosa porque es imposible decir cómo eran en verdad personajes, como Mozart, Casanova o Da Ponte", dijo Saura, en una conferencia de prensa en la que contó que tardó varios años en hacer esta obra, cuyo rodaje debió interrumpir por un año y medio, hasta que llegó un nuevo productor italiano. "Para mí un film es una aventura personal, peligrosa, riesgosa -agregó el creador de ¡Ay Carmela! -. Si el film le gusta al público, es una maravilla, y si no le gusta, una catástrofe."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?