Suscriptor digital

Diputados aprobó la reforma política

La iniciativa que impulsa el Gobierno prevé internas abiertas, simultáneas y obligatorias en los partidos; el proyecto pasó al Senado
Laura Serra
(0)
19 de noviembre de 2009  

La Casa Rosada se anotó ayer su último gran logro legislativo antes de que el Congreso clausure su actividad parlamentaria, a fin de mes. Con mayoría ajustada, el oficialismo de la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de ley de reforma política el cual introduce, como novedad, las elecciones internas abiertas, simultáneas y obligatorias para todas las agrupaciones partidarias.

Pese a que el kirchnerismo introdujo más de medio centenar de modificaciones al proyecto oficial, buena parte del arco opositor lo rechazó, al advertir que sólo se limita a una reforma electoral y que no avanza en cuestiones de fondo, como la introducción de la boleta única en reemplazo de la lista sábana o la limitación de la publicidad oficial.

Sus críticas no conmovieron al oficialismo que, a la hora de votar, se impuso con 136 votos positivos sobre 99 negativos, logrando así la mayoría agravada que exige la Constitución nacional en temas electorales.

Semejante caudal de apoyos se logró gracias al voto clave de cinco legisladores no kirchneristas, pero cuyas provincias padecen una situación fiscal apremiante. Es el caso de los tres peronistas disidentes de Córdoba -Arturo Heredia, Beatriz Halak y Jorge Montoya, que responden a José de la Sota y al gobernador Juan Schiaretti-; de la correntina María Areta, que responde a Arturo Colombi, y Leonardo Gorbacz, de Tierra del Fuego. A ellos se sumaron los tradicionales aliados kirchneristas, entre ellos el Movimiento Popular Neuquino, los radicales K y Julio Ledesma y Susana Gardella, ex Pro.

Ahora será el turno del Senado. Todo indica, según adelantan fuentes oficialistas, que recién el año próximo se retomará el debate de la iniciativa, ya que los tiempos legislativos no alcanzan para sancionarla antes de fin de mes. Será entonces la nueva composición de la cámara la que definirá la suerte del proyecto.

La oposición promete revisarla no bien se modifique el equilibrio de fuerzas parlamentarias. En el recinto, los distintos bloques cuestionaron no sólo la forma en que se aprobó la media sanción -de apuro, antes de que el oficialismo pierda su mayoría legislativa-, sino también cuestiones de fondo.

Aquí las posiciones se dividieron: mientras la centroizquierda denunciaba a viva voz que la iniciativa apunta a consolidar el bipartidismo para erradicar a los "partidos emergentes" ya que, a su juicio, aún impone requisitos exigentes para competir, los bloques mayoritarios criticaron la concentración de facultades en el Ministerio del Interior en materia electoral. Por ejemplo, la distribución a su arbitrio, de la pauta audiovisual entre los partidos durante la campaña.

Contraste

El contraste se marca porque el proyecto no introduce ninguna limitación a la publicidad oficial y al uso de los recursos públicos durante la campaña.

"¿De qué sirve tener la mejor ley electoral, si luego el presidente del partido oficialista usa a su antojo los bienes y los recursos del Estado tanto para la campaña como para domesticar después a gobernadores?", acicateó el radical Pedro Azcoiti. Su par de Pro, Julián Obiglio, asintió. "Al no establecer límites claros en la publicidad oficial, se favorece a los amigos del poder y se perjudica a la oposición", sostuvo.

El oficialismo, en la voz de Landau, intentó convencer a la centroizquierda de que las principales modificaciones introducidas en el proyecto -por ejemplo, la flexibilización de los requisitos para obtener la personería jurídica- benefician a los partidos minoritarios y destacó que el financiamiento de la campaña audiovisual (la más costosa) correrá por cuenta del Estado.

"Es un buen proyecto porque legitima y fortalece el sistema de partidos políticos. La ciudadanía podrá participar en el proceso de selección de los candidatos en las elecciones internas, con lo cual el peso de los aparatos será menor. Acercará la política a la gente", insistió, por su lado, el jefe de bloque oficialista Agustín Rossi.

Pero no convenció. Tanto la centroizquierda como el PJ disidente cuestionan el poder que mantendrán los partidos políticos para imponer las condiciones para que los precandidatos compitan en las primarias. "Quien quiera competir por dentro del PJ deberá someterse a los requisitos que imponga (Néstor) Kirchner", deslizaron en el PJ disidente.

El proyecto

Personería jurídica. Se baja del 5 al 4 por mil la cantidad de afiliados que cada partido político debe reunir para obtener la personería definitiva. Para ser un partido nacional, deberá ser reconocido en cinco distritos.

Elecciones primarias. Serán obligatorias, además de abiertas y simultáneas. Se reduce del 3 al 1,5% el piso de votos que cada partido debe tener en esta instancia para competir en la general.

Caducidad. Se baja del 3 al 2% el piso de votos que debe obtener un partido en dos comicios sucesivos para seguir vigente.

Fecha de elecciones. Se fija en el segundo domingo de agosto.

Listas colectoras y espejo. Se eliminan de la elección general.

Encuestas y medios. Se prohíbe la difusión de encuestas ocho días antes de la fecha electoral; el proyecto original planteaba 15 días previos. Se elimina como sanción la quita de licencias a los medios en caso de infringir la ley.

Campaña. Establecen multas para los candidatos y responsables económicos partidarios si contratan publicidad audiovisual de manera privada.

Protagonistas

JORGE LANDAU

Diputado del FPV

"Esta es la primera reforma politica integral en los ultimos 25 años "

"El proyecto impone enormes obstáculos para la llegada de nuevas opciones políticas "

OSCAR AGUAD

Jefe del bloque de la UCR

"Le sirve al partido de gobierno para dirimir sus problemas en una interna"

ESTEBAN BULLRICH

Diputado por Pro

"Qué calidad democrática se dice buscar en un país en el que se compran gobernadores"

JORGE OBEID

Diputado por el PJ disidente

"En Santa Fe, el debate sobre reforma política llevó ocho meses y se aprobó por consenso"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?