Freddo, un paso más cerca del Exxel Group

(0)
4 de diciembre de 1998  

The Exxel Group no detiene su voracidad. En las negociaciones por quedarse con la cadena de heladerías Freddo le sacó ventaja a sus competidores, el fondo de inversión Perez Companc Family Group, del homónimo grupo industrial.

"Hay una carta de intención firmada hace un mes que habilita la negociación exclusiva con Exxel Group. Pero no hay ningún otro papel firmado, ni se cerró una cifra ni hay acuerdo definitivo", le dijo a La Nación una fuente familiarizada con las tratativas.

El fondo de inversión quiere el 100 por ciento de Freddo.

Hace un mes trascendió que Perez Companc y Exxel eran los dos interesados. El rumor llegó a colocar al fondo de inversión con la operación cerrada a cambio de 84 millones de dólares.

En aquel momento, un integrante del directorio de la compañía desmintió cualquier cambio en la estructura accionaria. Hoy, las familias Aversa y Guarracino siguen al frente de la cadena de heladerías y ya se están preparando para la temporada de verano, su período de mejores ventas por excelencia.

Según fuentes cercanas a las familias, en ellos se encuentra la última palabra de llegar a un acuerdo con Exxel.

Freddo cuenta con 44 locales, todos propios, en la Argentina, Chile y Uruguay.

El objetivo para el próximo año -con o sin socios financieros- sería instalar una sucursal en el interior del país y otra en Miami, en los Estados Unidos.

La alternativa de expandirse con franquicias tampoco estaría descartada.

La facturación de Freddo oscilaría entre 30 y 40 millones de pesos por año.

La historia del primer local de la cadena data de 1969, cuando los primos Luis Aversa y Juan Guarracino abrieron en la esquina de Pacheco de Melo y avenida Callao, en Barrio Norte.

Según un informe sobre helados de la consultora Claves, Freddo tiene la mejor imagen del sector, variedad de sabores y excelente calidad.

Logra que la consumición en sus locaces -muy bien acondicionados y con ubicaciones estratégicas- sea un programa social.

Entre las desventajas de Freddo, Claves remarca los precios excesivamente altos y los altos gastos de comercialización.

La producción de helado artesanal es de 22 millones de litros por año. Para Claves, la compañía que quiere comprar Exxel es líder en un mercado completamente atomizado. Entre sus competidores artesanales destaca a firmas como La Veneciana, Chungo y Palomeque.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios