Pechito ya grita el bicampeonato

López logró la pole position en Potrero de los Funes, donde hoy puede ganar la segunda corona consecutiva del TC 2000, con Honda
Roberto Berasategui
(0)
28 de noviembre de 2009  

POTRERO DE LOS FUNES, San Luis.- Comía los moñitos de pasta mientras miraba una película en la señal TNT. Hacía apenas minutos había descendido de su Honda Civic del equipo Petrobrás, donde, en los ensayos matinales, había chequeado que todo anduviera correctamente, después del terrible golpe de su piloto invitado, el escocés Anthony Reid, que prácticamente destruyó el coche en los entrenamientos del viernes.

"Está todo perfecto. Por supuesto que puede haber detalles milimétricos, pero el auto está como a mí me gusta", confesaba Pechito López a LA NACION entre fideos y fideos. La sonrisa denotaba la satisfacción de saber que el arma con la que iba a salir a pelear la última clasificación del año del Turismo Competición 2000 estaba en excelentes condiciones. Y así fue.

La clasificación, apenas una hora y media después del veloz almuerzo con pastas, para lograr la rápida digestión, fue dominio de José María López. El gran protagonista del automovilismo nacional, el que despidió los sábados del TC 2000 a su estilo, con la 9» pole position del año en la categoría, la 22» pole entre las categorías en las que interviene, sobre 38 clasificaciones. Un fenómeno indiscutido en el plano local, que busca su anhelado sueño de llegar a la Fórmula 1 de la mano del debutante equipo USF1, que lo espera con los brazos abiertos.

López ganó la pole a su estilo. En el último giro, su compañero de equipo en el Petrobras-Honda, Leonel Pernía, estaba primero, hasta que con la caída de la bandera a cuadros apareció el Renault Mégane de Matías Rossi. Sin embargo, sólo faltaba pasar Pechito, y el Civic N°1 mejoró el tiempo de Rossi en sólo 30/1000.

Con el punto obtenido ayer en la pole position , López aumentó a 31 las unidades de ventaja por sobre su único rival por la corona, el también compañero de equipo Juan Manuel Silva. De esta manera, Pechito, con sólo llegar entre los 10 primeros, se asegurará por segunda vez consecutiva el título del TC 2000. La carrera se largará a las 11.50, sobre 48 vueltas y un máximo de 2 horas.

Silva, en tanto, debe lograr la victoria y esperar que el cordobés no sume. De todas maneras, para el chaqueño la de hoy será una carrera especial, al margen del resultado, ya que será su última competencia con Honda, marca a la que representó desde 1998, con la que obtuvo un título. "Se me corrió el auto en una frenada y ahí perdí la posibilidad de pelear más adelante. Pero estoy confiado en mí, como también en mi invitado (Carlos "Cacá" Bueno). La carrera es muy larga", indicó Silva.

"Todo puede ser. Por supuesto que esta pole aporta más alivio, en lo matemático, pero también en lo deportivo. Se la dedico a los mecánicos del equipo Petrobrás, porque ellos trabajaron toda la noche para alistarme el coche, que estaba casi destruido. Anoche vine a las 11.30 y estaban todos arriba de mi auto; hasta tuvieron que soldar algunas piezas", destacó López. Sin embargo, Pechito no se vuelve loco. "Hay que asegurar la bocha, como se dice popularmente. Recuerdo la carrera de Termas de Río Hondo, que al principio la ganaba con tranquilidad y luego de los dos autos de seguridad no entramos en la zona de puntos", memorizó.

A su lado estaba el veterano Anthony Reid, de 52 años, que rompió el coche el viernes: "Me quedé muy mal. Había una curva ciega cerca del hotel y se me corrió el auto. Suficiente para golpearme. Si bien no fue muy violento, rompí todo el auto. Por suerte Pechito hizo un gran trabajo, al igual que todo el equipo, y esta pole me quita presión para la carrera".

Al margen de la definición de la corona del TC 2000, hoy habrá un espectáculo único en Potrero de los Funes. No sólo por la maravillosa vista que ofrece un sitio incomparable sobre un circuito fantástico. También habrá una competencia especial, la que cerrará el Endurance Series, con pilotos invitados y reaprovisionamiento de combustible. Mucha estrategia, que será fundamental, además de la velocidad de los pilotos en la pista.

Si bien la felicidad se quedará dentro del equipo Petrobras, ya que López o Silva pueden lograr el título, los que pretendan disfrutar de algo distinto podrán observar una competencia diferente. Como la categoría de López para estampar su sello en las clasificaciones. O en los campeonatos...

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?