Qué tener en cuenta al elegir aberturas de aluminio

Nicolás Balogh-Kovács, de BK Aluminios, nos explica las particularidades de este tipo de productos y cómo elegir el adecuado para nuestra casa
(0)
17 de noviembre de 2010  • 18:05

El aluminio brinda una multiplicidad de opciones de diseño, que lo convierten en un factor clave en el confort de nuestro hogar. Es un material que se distingue frente a otros por su resistencia y ligereza, su densidad lo hacen un tercio mas liviano que el acero. El gran atributo del Aluminio es la particularidad de no llevar mantenimiento, es un material que no se corrosiona o deteriora a diferencia de la chapa, la madera o el PVC.

Al momento de optar por este material surge la duda: ¿anodizado o pintado?

- Anodizado: Este tratamiento nos permite mantener la apariencia metálica del material. Al ser un proceso electrolítico y estar integrado al metal, este no puede ser escamado ni pelado. No es afectado a la luz solar. El mantenimiento limpio es llevado a cabo con jabón suave y agua, manteniendo el aspecto original de la superficie anodizada.

- Pintado: El pintado se realiza con el sistema electrostático en polvo horneable. El horno es llevado a una temperatura de 200 ºC y el material es introducido durante un periodo de 15 a 20 minutos, obteniéndose como resultado un acabado perfecto. Es posible retocar áreas dañadas con relativa facilidad, a su vez existe una gran variedad de colores.

Hay varias opciones de aberturas dependiendo de cada ambiente y necesidad. Una vez definidas las medidas, se podrá elegir que tipología se va a emplear en ese vano. Es importante destacar que los profesionales que hoy en día proyectan, diseñan aberturas de tamaños excesivos y no todas las tipologías pueden absorber estas dimensiones; por lo tanto es aconsejable que el constructor o arquitecto pueda informarse previamente en el departamento técnico de la fabrica donde va a realizar la fabricación de las Aberturas, acerca de medidas y posibilidades de aberturas en su proyecto.

-Paño Fijo: Es un bastidor donde se insertan los vidrios.

-Ventana/Puerta de abrir: Abre 100% de forma lateral, permite la limpieza del vidrio interior y exterior. Si la ventana se va a utilizar en un ambiente donde haya planos de trabajo o paso, como mesadas y/o escritorio, se deberá tener en cuenta el recorrido que hace la apertura de la hoja, que el mismo no imposibilite el lugar de trabajo o de paso. En el caso de las puertas, generalmente son sin umbral y pueden combinarse dentro de ellas alguna otra tipología, como ventana de abrir o paño fijo.

-Ventana oscilo-batiente: Posee dos movimientos de apertura. Abre como banderola para ventilación y como ventana de abrir.

-Ventana banderola: Tiene una apertura superior, hacia el interior. La debilidad de esta tipología es la limpieza del vidrio, ya que, su apertura solo es a 45º. .

-Ventana proyectante: Posee una apertura inferior hacia el exterior, con un brazo de empuje. No permite colocar elementos de seguridad o mosquiteros, por su apertura. Su limpieza no es sencilla. .

-Ventana desplazable: Tiene una apertura inferior, igual a la ventana proyectante. Con la gran diferencia de poseer tijeras de acero inoxidable laterales que permiten regular la apertura y no tiene el brazo de empuje central. A su vez, la limpieza es más sencilla. .

-Ventana guillotina: Traslación de hojas verticales sobre guías laterales, es importante que posean unos compensadores que permiten regular la ventilación en la apertura. .

-Ventana/puerta corrediza: Una hoja corre sobre la otra de manera horizontal. Es la tipología mas utilizada. De acuerdo al diseño donde se vaya a emplear, la puerta ventana corrediza puede llevar varias hojas sobre la guía, permitiendo tener un espacio completamente libre de paso. Es muy utilizada en quinchos, donde se requiere que todas las hojas queden superpuestas y quede un espacio 100% libre al exterior.

Otra cuestión a tener en cuenta al momento de elegir el tipo de aberturas que buscamos para nuestra casa, también hay que pensar en el tipo de vidrio. Hay dos opciones: el DVH o el vidrio flotante.

El DVH, doble vidriado hermético, es un compuesto por dos vidrios separados con una cámara de aire seco y quieto en el medio, herméticamente sellado al paso de la humedad y el vapor del agua. Sus ventajas a diferencia del vidrio float son el aislamiento térmico, acústico y la disminución de perdida de energía por las perdidas del calor.

Lo correcto sería consultar con un técnico a la hora de elegir el tipo de vidrio, ya que, es recomendable en los lugares de paso colocar un vidrio de seguridad laminado. A su vez, en tipologías que están fuera de medidas estándares de vidrios se debería aclarar como se requiere su fabricación, hay casos donde el DVH no puede ser utilizado por sus dimensiones…

Nicolás F. Balogh-Kovács

BK Aluminio

ventas@bkaluminio.com.ar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?