Suscriptor digital

El Beach, lejos de lo que fue

Con nostalgia, se recuerda que la dupla Conde-Baracetti fue campeona mundial en 2001 y cuatro veces olímpica (1996, 2000, 2004 y 2008); hoy, la disciplina vive una realidad diferente
Fernando Czyz
Germán Leza
(0)
30 de enero de 2010  • 00:03

Mariano Baracetti y Martín Conde supieron ser los mejores jugadores de beach voley del planeta. Fue en el año 2001. "Era impensado ganarles, era David contra Goliat", relata el Mono Baracetti a canchallena.com cuando recuerda aquella magnífica definición ante los brasileños José Loiola y Ricardo Santos, y remata: "Es imposible olvidarlo".

Para Conde, que ahora está dedicado a la docencia y coordina los tres centros de beach voley que existen en la Argentina (San Luis, Paraná y Mar del Plata), también quedó impreso en su memoria: "Es un recuerdo lindo. Cuanto más tiempo pasa, es más difícil darse cuenta", reflexiona Martín.

Pero mucho cambió en el presente del beach voley en la argentina. Aquellas duplas con proyección internacional que aprovecharon el circuito nacional para juntar dinero y lanzarse a las competencias internacionales ya no existen. "Un poco por lo económico pero también por lo institucional", dispara Baracetti. "Entiendo que la prioridad sea el indoor, me parece muy bien, pero se le podría dar más importancia al beach. Puede ser una oportunidad para jugar una olimpiada", se ilusiona el Mono.

Por su parte, para Conde, quien ahora trabaja en coordinación con la FeVA (Federación del Voleibol Argentino), este año ve que hay "una actitud diferente de la FeVA y de la Secretaría de deportes". Según el campeón del mundo, "hay materia prima" y advierte que "la principal traba es el indoor, porque se paga".

Versus: beach vs. indoor. "Es una manera de vivir muy parecida a la del surf. La playa, las chicas, viajás, y encima ganás plata. Es realmente algo muy lindo de vivir. Y en lo que es al deporte, participás en cada jugada", Baracetti dixit...

Alejandro Bolgieri, presidente de la FeVA, reconoce las dificultades en las que se encuentra la disciplina y remarca que este año "el principal objetivo es recuperar el beach voley". "La idea es volver a tener una dupla en las primeras posiciones del ranking mundial como sucedió a comienzos de la década con Conde y Baracetti. Lo vamos a lograr", asegura el dirigente.

Baracetti y la ilusión de estar en Londres 2012. El Mono, quien participó en tres Juegos, sueña con estar en el próximo. Con sus 35 años, ahora es el líbero de Tigre, equipo de la Liga Nacional de Voley, y admite que eso lo mantiene en forma. "Jugar en Londres 2012 sigue siendo un sueño. Cierro los ojos, y se me pone la piel de gallina", confiesa Baracetti, quien actualmente hace pareja con José Salema, de 39 años, y de quien asegura, está en mucho mejor estado que él.

"El problema es que hoy las duplas de beach se dedican exclusivamente a eso. Además, desde hace unos años aparecieron estos monstruos de 2 metros como Fabio (Brasil) y Dalhausser (Estados Unidos)", advierte el Mono. Sin embargo, no lo duda, y se entusiasma con que en el verano de 2012, se prepararán exclusivamente con Salema para dejar todo e intentar clasificar a Londres, en lo que será seguramente serían, sus últimos juegos olímpicos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?