Historias que tienen mucho acento cordobés

El cantante publicó otro disco, Los enamorados , con letras del poeta; esta noche se presentarán juntos en el escenario de Cosquín
Mauro Apicella
(0)
30 de enero de 2010  

COSQUIN. -Una película de Gary Cooper en la sala de cine, y otra de Eastwood en la habitación de un hotel; enamorados que se miran de frente, púgiles de un barrio chino, o una boxeadora tímida y enamorada; una cándida historia de natividad, un personaje arltiano apodado Caracortada; otra media docena de historias y siempre, o casi, rimas que no tienen disonancias.

Jairo volvió a su sociedad con el poeta Daniel Salzano -con quien escribió temas como "Milagro en el Bar Unión" y "El ferroviario"- y de ese encuentro artístico salió un nuevo disco, Los enamorados . Algunas de esas canciones se escucharán en el Festival de Cosquín, esta noche, porque los organizadores le pidieron a Jairo que su espectáculo fuera junto al poeta. Querían algo cordobés hecho por dos cordobeses.

"Ojalá que podamos coincidir en lo que entendemos que es lo cordobés", apuntaba el poeta, días antes del recital. Las coincidencias con Jairo ya están dadas desde hace mucho tiempo: "Coincidimos en España. Seguramente el hecho de que naciéramos en Córdoba facilitó la relación. Y luego el coraje de cantarle a esta ciudad. Estamos más o menos parados en el mismo lado del tablero", resumía Salzano.

Jairo va al antecedente de este show: "Vos sabés, el año pasado tuve un problema [sufrió una disfonía] y no puede cantar dentro del marco del festival. Lo hice al día siguiente de terminado. Fue muchísima gente a la Plaza. Como era el único que actuaba, canté de todo, no sólo folklore. Estuvo muy lindo, fue gente de Córdoba (Capital) no solo la que estaba en Cosquín. Y ahora surgió la idea de que estuviera Salzano".

Poeta y cantor trabajan juntos desde hace varias décadas. Por dos días no nacieron en la misma ciudad. La madre de Salzano viajó a Córdoba desde Cruz del Eje (casualmente, el pago de Jairo) para que el niño naciera en la capital provincial. Habría que aclarar aquí que Daniel Salzano no es un " jesusito". Aunque, vale también decirlo, es buen conversador. Da gusto charlar sobre sus personajes (dice que los quiere, y que todos tienen buen corazón) pero también prestarle atención a su punto de vista acerca del lenguaje, sobre las señas particulares de los cordobeses, sobre cuestiones idiosincrásicas, y también de su exilio de 20 años en España.

Jairo retoma la palabra: "Cuando él estaba en España, exiliado, un amigo que tenemos en común le sugirió que me mandara sus letras. Y yo ya lo conocía por sus libros. Hicimos canciones sueltas, luego una obra entera dedicada a Córdoba, después Revolver , dedicada a Gardel, que cantamos en Francia, España, Venezuela, México y Argentina".

Sociedad

Así comenzó una sociedad que se fue haciendo cada vez más fuerte y que, excepto por algunos discos en los que Jairo indaga en otros repertorios, se manifiesta en álbumes enteros.

Claro que el trabajo conjunto no fue siempre conceptual porque las historias de Salzano son de lo más variadas.

"No pienso en canciones ni en poesía. Yo no sé nada de música, y lo lamento con toda mi alma aunque aprendí cierta técnica que facilita la labor de Jairo. En un momento respondíamos de la misma manera ante nuestra ausencia de la Argentina. Trabajábamos mucho con canciones nostálgicas. Después volvimos y la óptica se hizo más exigente. Además, te diría que este país tiene una endiablada habilidad para seguir vivo. Y ahí es donde me encuentro con muchos personajes extraordinarios a pesar del país. Casi todos de buen corazón. Yo quiero a los personajes. Por otra parte, hay virtudes naturales de la literatura que no aparecen con frecuencia en el mundo de la canción. Mezclar tiempos, no darle a la canción tono radiográfico. Contar una buena historia es una aventura creativa.

-¿No se teme la reiteración en el trabajo conjunto?

Jairo: -No porque Salzano te sorprende siempre. En realidad, el no se dedica a escribir canciones. Entonces, a mí me motiva porque es original escribiendo y desde un lenguaje particular. Eso e lo que me permite desde la música tener un lenguaje particular. Todos los discos anteriores han tenido dos o tres canciones que luego se transformaron en la base de los repertorios que canto en vivo. Relevan lo anterior, porque ahora prácticamente no canto temas de los 80 y 90. Además, nosotros no hacemos más canciones de las que incluimos en un disco.

Salzano: - El riesgo de la reiteración está. Pero lo que dice Jairo es un buen apunte. Además, él es un tipo consagrado, de calidad constatada, que ha estado mano a mano con los grandes: Piazzolla, Yupanqui. Me parece asombroso trabajar con un tipo así. Y yo estoy veterano y no tengo que hacer lo que no quiero. Nadie nos apura, ninguna editorial, nadie. Yo estoy contento con esta idea.

-¿Cómo es cantar repertorio no folklórico en Cosquín?

Jairo: -A estas alturas, tengo repertorio para todo. Y el de Cosquín va a ser especial. Al principio Daniel no se veía muy bien pero llegamos a un acuerdo. Vamos a hacer una selección de nuestras canciones, que aunque no sean folklóricas, como "El ferroviario", puedan encajar muy bien dentro del festival. También vamos a cantar algunas del nuevo disco, como "Los enamorados" y "Carpintería José". Vamos a ver.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?