Denuncian que Facebook los censura por su libro

Quedaron sin perfil los autores de Faceboom
(0)
16 de febrero de 2010  

Juan Faerman, el autor del libro Faceboom , que analiza el fenómeno de masas que es la red social Facebook desde una perspectiva de humor e ironía, jamás imaginó, cuando viajó a España para presentar su obra, el 18 de enero, que tener tanto éxito y ocupar el puesto N° 5 en ventas haría molestar al gigante de las redes sociales, hasta el punto de una aparente represalia.

Hasta hoy, Faerman aún no encuentra respuesta a por qué, de un día para el otro y sin previo aviso, su perfil en la red, junto con otros tres, fue borrado de la plataforma.

El motivo es incierto, pero imaginable: Facebook también canceló los perfiles de Guillermo Otero, el productor del libro, y de Fernanda Gaitán Broun, empleada de aquél, y una página sobre Faceboom creada por un usuario, que tenía más de 30.000 fans.

El 23 de enero, a las 20, hora de España, Faerman quiso acceder a su cuenta en Facebook. "No me permitía entrar porque decía: «Cuenta deshabilitada». Se me ocurrió escribirle a Guillermo para contarle y ahí él se da cuenta de que tampoco puede entrar", dijo a LA NACION el autor.

"Evidentemente fue un plumazo, ¡fuera todos!", deduce Otero rápidamente. Faerman, con la ironía que caracteriza al libro que satiriza el comportamiento de las masas frente a la red social, lo advierte como "una casualidad un poco inverosímil".

"Empezamos a enviar emails a Facebook. Yo mandé como diez y él también", dice el productor y señala a Faerman, que agrega: "Yo llamé tres veces a California (sede de Facebook) y es imposible hablar con alguien".

"Faerman y Otero son particulares damnificados, pero los más damnificados son los fans y el público, al que se lo priva del derecho a la información", afirma Mariano Román, el abogado especialista en derecho a la información que los defiende.

"Es importante resaltar que, en este caso, no se violó ninguno de los términos y condiciones que fija Facebook a los usuarios. Nunca hubo ningún perfil con fines económicos ni de lucro, ni se manifestó odio racial o violencia", explica Román.

Además, el abogado asegura que en los perfiles y en el libro "no hay ningún comentario que denueste la red social, ni hable mal de ella, ni que incentive a la gente a no participar de la plataforma. Está muy lejos de eso. Simplemente es una interpretación y una mirada del fenómeno".

"Facebook puede notificarte que el contenido que subiste no corresponde y suprimir esa parte, pero la censura está prohibida", afirma en su defensa el abogado, que buscó antecedentes de esta naturaleza en la red social, pero -dice- no los encontró.

Según Román, la cancelación de los cuatro perfiles "viola dos derechos establecidos en nuestra Constitución nacional: el de libertad de expresión y el derecho a la información. Además, se suma la pérdida de información personal (contactos, mensajes, fotos o escritos) de estos usuarios".

"Decidimos intimar, con carta documento, a los responsables legales de la empresa en la Argentina para que revean esta decisión, porque es un caso de censura clarísimo", asegura el abogado.

La empresa desistió de hacer comentarios sobre la denuncia.

Faerman tiene aún la ilusión de que Facebook les rehabilite su perfil. De todos modos, su creatividad fue puesta al servicio de la causa y ya creó un video provocador contra la empresa, que publicó en YouTube.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?