PAMI: renunció el interventor Tonietto

El cuñado de Fernández Meijide dimitió, acusado de favorecer a la hermana de la ministra; preocupación en el Gobierno por la primera sospecha de corrupción
Mariano Obarrio
(0)
9 de abril de 2000  

El interventor en el PAMI Angel Tonietto presentó ayer su renuncia irrevocable ante la ministra de Desarrollo Social, Graciela Fernández Meijide, quien la transmitió al presidente, Fernando de la Rúa, que la aceptó de inmediato.

Con ello, el Gobierno procura descomprimir la primera gran crisis por sospechas de corrupción, abuso de poder y tráfico de influencias.

Tonietto había beneficiado a su esposa, Juana Castagnola, que es hermana de Fernández Meijide. El funcionario hizo aprobar una recategorización para los dos hogares de discapacitados que pertenecen a su esposa, lo que le permite aumentar su facturación el 25 por ciento. El caso afecta el principio de transparencia que procura exhibir la administración delarruista, sobre todo en el PAMI, como uno de sus principales pilares políticos.

"La renuncia de Tonietto es irrevocable", dijo ayer Fernández Meijide. El presidente De la Rúa resolvió que la funcionaria fuese la única voz oficial para explicar la situación a los medios de prensa. Sin embargo, la ministra se negó a hablar con La Nación , pese a que se la llamó por teléfono más de una docena de veces.

"Tonietto se va a poner el lunes (por mañana) a disposición de la Justicia", dijo la ministra a la agencia oficial de noticias Télam. "Se va a someter a todas las auditorías que sean necesarias", agregó.

La crisis oficial, desatada por una publicación de la revista Veintidós, preocupa profundamente en el Gobierno. Más aún debido al contexto de mal clima social, por la huelga de camioneros, y la difícil convivencia entre el Frepaso y la UCR en la coalición gobernante. No se descarta la renuncia de Fernández Meijide luego de las elecciones porteñas del 7 del mes próximo.

Renunció al PAMI el cuñado de Meijide

El presidente Fernando de la Rúa aceptó ayer la renuncia de uno de los interventores en el PAMI, Angel Tonietto, con lo cual procuró dar por terminado el primer episodio en que el Gobierno quedó envuelto en sospechas de corrupción y de tráfico de influencias.

El caso generó malestar en todo el oficialismo porque pone en tela de juicio uno de los principios fundamentales del Gobierno, que sólo lleva cuatro meses de gestión: la transparencia.

A media tarde de ayer, la ministra de Desarrollo Social, Graciela Fernández Meijide, comunicó por teléfono a De la Rúa la renuncia del interventor. Tonietto, a su vez, hizo llegar al jefe del Estado su dimisión escrita, según fuentes gubernamentales.

Tonietto, cuñado de Fernández Meijide, habría beneficiado a su esposa, Juana Castagnola, hermana de la ministra de Desarrollo Social. El funcionario hizo aprobar la recategorización de dos hogares para discapacitados que son propiedad de su esposa, lo que significó un aumento del 25% en la facturación de esos prestadores del PAMI.

Este abuso del cargo en que incurrió Tonietto fue adelantado por la revista Veintidós.

La maniobra fue realizada sin notificar al resto de la intervención en la obra social de los jubilados, compuesta por Cecilia Felgueras, la coordinadora, y Horacio Rodríguez Larreta (h.).

En tanto, De la Rúa comenzará hoy a definir quién será el sucesor de Tonietto para no dejar incompleto el trío interventor. Sólo mañana o el martes se difundiría el nombre del reemplazante, según se dijo oficialmente.

Si bien se consultará a Fernández Meijide, la resolución la tomará De la Rúa en forma personal. "No se quiere irritar a la ministra", dijeron las fuentes, sin dejar trascender el nombre de los candidatos.

Otra posible renuncia

El parentesco directo entre Tonietto, Fernández Meijide y la beneficiada por el PAMI le hace cargar a la ministra con la mayor parte del costo político de esta crisis. En la Casa Rosada existe un convencimiento general acerca de que Fernández Meijide será inducida a resignar su cargo tras las elecciones del 7 del mes próximo, cuando se dirimirá la jefatura del gobierno porteño.

De la Rúa procura, por ahora, evitar males mayores para la Alianza en esos cruciales comicios. En ellos está en juego el margen de poder del Presidente para garantizar la gobernabilidad de su gestión.

La fórmula de la Alianza está compuesta por Aníbal Ibarra, del Frepaso (el partido de Fernández Meijide), y Cecilia Felgueras, delarruista y coordinadora de la intervención en el PAMI, que integraba hasta ayer Tonietto.

Esta crisis, por lo tanto, causó daño no sólo en la credibilidad de la ministra, cuya imagen de transparencia queda golpeada, sino también en el Frepaso y en la Alianza, con miras a la contienda electoral. Los más encumbrados frepasistas, con el vicepresidente Carlos Alvarez a la cabeza, sospechan que al margen de la torpeza y la poca transparencia de Tonietto, la embestida contra la ministra de su partido es alentada por un ala de la UCR a la que le atribuyen poco compromiso con la Alianza.

Sindican como emblema de ese sector al operador radical Enrique "Coti" Nosiglia.

Pero en el sector radical del Gobierno atribuyeron la embestida contra la ministra a una pugna interna del Frepaso dentro del PAMI. Sea como fuere, el clima no es el mejor en la coalición.

Día agitado

Tonietto regresó ayer al mediodía de Canadá y se dirigió a la casa de Fernández Meijide, en Belgrano; allí presentó su renuncia, tras lo cual la ministra de Desarrollo Social, bajo cuya jurisdicción está el PAMI, se comunicó telefónicamente con De la Rúa, que esperaba la llamada en la residencia presidencial de Olivos.

La ministra comenzó la conversación: "Tonietto ya habló conmigo y piensa en renunciar".

De la Rúa replicó: "Resolvelo vos y contáselo vos a la prensa. Por mi parte, me parece correcto; ésa era mi idea también".

La táctica comunicacional del Gobierno consistió en restarle relevancia al asunto y en transferirle todo el costo político a Fernández Meijide. "Ella tiene todo el aval para solucionar el tema; ella tendrá todo el protagonismo; nos pareció que lo debe explicar y ella hablará con los medios", se dijo en el entorno de De la Rúa.

El Presidente resolvió esa táctica en Olivos junto con Felgueras, con quien repasó la situación durante la tarde. Pese a que se le encomendó explicar todo a la prensa, Fernández Meijide se negó a atender a La Nación durante toda el día y tras más de quince llamadas a su domicilio y a sus voceros.

"Está enojada con el título de la tapa del diario (de ayer)", dijo una fuente del PAMI. Ese título decía: "El PAMI complica a Fernández Meijide". La ministra, empero, le dijo a la agencia oficial Télam que "la renuncia de Tonietto es irrevocable". Por la mañana, sin embargo, Fernández Meijide había conversado por teléfono con Felgueras. Esa charla resultó tensa y la ministra, extrañamente, especuló con la posibilidad de evitar la dimisión de su cuñado.

Paso a paso

  • Origen: un artículo en la revista Veintidós reveló que el cuñado de Fernández Meijide, Angel Tonietto, benefició, como interventor en el PAMI, a su esposa, Juana, hermana de Fernández Meijide.
  • Beneficio: Tonietto hizo que se aprobara la recategorización de dos hogares para discapacitados que son propiedad de su esposa, lo que implica un aumento del 25 por ciento en la facturación de esas instituciones.
  • Renuncia: al regresar de Canadá, Tonietto puso su renuncia a consideración de su cuñada, que la aceptó calificándola de "irrevocable".
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?