Lo mejor de Pappo

A cinco años de la muerte del guitar hero más mítico del rock argentino, diez canciones que mantienen vivo su recuerdo.
(0)
26 de febrero de 2010  • 14:05

Cuando Pappo murió, hace cinco años, lo que pasaba a ser leyenda no era solo el Carpo, sino un cacho -no pedazo, cacho- del rock argentino que hoy sí cuesta conseguir. Los Gatos, Los Abuelos de la Nada, Manal, Conexión Nº 5, La Pesada del Rock and Roll, Pappo´s Blues, Aeroblus, Riff. Pappo era, valga la redundancia, el peso pesado del rock nacional. Y vaya en este Top Ten entonces un homenaje a esas figuras que alguna vez crearon un mundo nuevo y hoy, desde donde andan las leyendas, nos desean, a nosotros, seres humanos del pasado, buena suerte.

1-"Desconfío de la vida" - Pappo’s Blues

El querido Volumen II de Pappo´s Blues posee toda, pero toda la potencia de Pappo en este blues, de esos que ya no se hacen. Hoy Calamaro lo reactivó para una nueva generación, esa que, ay, se da el lujo de perderse a Pappo. Sólo El Carpo podía mandarse estos himnos que pegan por fuerza y sentimiento y que quedan tatuados de por vida en el ADN en el rock nacional.

2- "Pantalla del mundo nuevo" - Riff

El primer fin de semana post vuelta de la democracia Riff daba, por ese entonces, su último recital. "Fuimos la primera luz de esperanza", decían, y presentaban el famoso slogan "Pappo presidente, Vitico canciller". Puede ser, lo seguro es que Riff, antes que luz, fue faro cegador. Miren si no a "Pantalla del mundo nuevo", ¿el mejor tema metalero de la historia argentina? Hagan sus apuestas. Pero antes no olviden: "Te deseo buena suerte / ser humano del pasado / El cambio será fatal / y tu mundo nuevo, usado", con esa risa medio Guasón, con la intensidad y el enojo a punto efervescente. Todo está ahí, aquel viejo mundo nuevo.

3-"El hombre suburbano" - Pappo’s Blues

Pappo´s Blues Volumen I, como Back in Black, no debería estar en el panteón del rock nacional, debería regalársele a cualquier niño que llega al mundo. Si uno escucha a su más tierna edad "El hombre suburbano sigue su rutina / sin darse cuenta que / su vida terminará", la vida podrá seguir siendo algo difícil pero ya nos cantaron su verdad hace rato. Con cómplices como Black Amaya y David Lebón (que ante la oferta de Pappo, sostuvo "Bueno, conseguí laburo"), Pappo se despachaba con otra canción de destrucción masiva que solo dejaba una cosa en pie. El rock, obviamente.

4-"Sándwiches de miga" - Pappo´s Blues

Escuchen ese riff: ¿Qué banda argentina puede tocar una guitarra sin pensar en Pappo, quieran o no? Ahora, ¿cómo hacer del bajón que todos conocemos la perfecta excusa para demostrar que Guitar Heroes como Pappo no se ven ni en los videojuegos? "Sándwiches de miga", esos que iban hacía El Carpo. "No puedo evitar / que vengan hacía mi / los sándwiches de miga" es una frase que rankea fuerte entre los fragmentos más absurdos del rock nacional.

5-"Sucio y desprolijo" - Pappo´s Blues

Pappo’s Blues Volumen III: lo más parecido al gol a los ingleses que dio el hard rock argentino. Clásico, innovador, personal, único. Pappo venía de una gira en Europa donde hizo todo lo imaginable: hasta le vendió la guitarra a su hasta ese entonces amigo Spinetta. Ahora la Pappo´s Blues Band eran Pomo Lorenzo y Machi Rufino. Formación breve, furiosa, capaz de cagar a trompadas a la batería (escuchen como le pegan) y sacar temas como "Sucio y desprolijo".

6-"Adonde esta la libertad" - Pappo´s Blues

Cuenta la anécdota que Pappo y Black Amaya estaban en Chacarita, comiendo panchos. Los paró la Federal y los detuvieron por averiguación de antecedentes. "Tuvimos que pagar lo que no comimos y nos dejaron 48 horas adentro del calabozo por el pelo largo", dijo Black. Encerrado, enbroncado, sin pancho, Pappo entonces se puso a tallar una frase en la pared (sin saber todavía que tallaría mil más en el rock nacional). ¿Qué decía? "¿Adonde esta la libertad?".

7-"Ruedas de metal" - Riff

Algunos podrán decir que el metal es cuadrado, y algo de eso hay. Pero eso hace que cada uno de sus avances marque con más furia el terreno. Ahí van, entonces, las ruedas cuadradas que abrieron surcos y rayas como pocas, al de Riff y sus "Ruedas de metal".

8- "Algo ha cambiado" - Pappo´s Blues

"No soy quién para ser / todo lo que soy" y sigue "Algo ha cambiado / dentro de mí / que alucinado / quiero vivir." Más claro, échale un bidón de nafta. En Pappo’s Blues, El Carpo se estaba prendiendo fuego. Lo bueno es que al mismo tiempo también lo hacían su guitarra, su voz, sus letras. Pero, ahora, sin Pappo, el que puede cantar es el mismo rock nacional: desde aquel pibe que le decía en cueros a Claudio Gabis "Qué delirio... No tenía ni idea de que este relajo funcionara con pilas" hasta el tipo que lograba tocar en el Madison Square Garden en el 93 con B.B. King, algo había cambiado.

9-"Fiesta cervezal" - Pappo´s Blues

Los fierros, no guardarse ninguna (la mítica pelea en lo de Nicolás Repetto con DJ Dero y el "Fui al programa porque quería ver si me ganaba el auto y porque las minas estaban buenas"), el rock y, obviamente, la cerveza. ¿Cómo pensar a determinado Pappo sin pilas de cervezas vacías a su alrededor? Y acá va, sentido, rockero, gigante, el homenaje de Pappo a la cerveza. Dos potencias se saludan, se brindan lo mejor de si mismas.

10- "Susy Cadillac" - Riff

"Señora, no dejen que sus hijos vayan a ver a Riff". Así decían panfletos de aquel momento sobre la banda que según Pappo, la primera vez que se separó, fue porque le tocaron el culo a la mujer del manager. Hoy el panfleto sería a la inversa "Señora, si inventan la máquina del tiempo, lleve a su hijo a ver a Riff".

Ver Top Ten anterior: las influencias de Coldplay | Una decena de grupos y solistas que fueron claves en la formación del sonido de la banda de Chris Martin

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?