Suscriptor digital

Una nueva guardia joven y hereje

El evento, que comienza mañana con una milonga al aire libre en Boedo, es un panorama de la escena actual
Gabriel Plaza
(0)
6 de marzo de 2010  

San Telmo al mediodía. Los turistas pasan y miran. Un bandoneón y una guitarra suenan al compás de un tango trillado. Alguien pide una moneda. Hasta ahí todo lo más parecido a una postal porteña cercana al estereotipo. Pero en la interna de todo ese acting irónico y tanguero, se cocina la génesis del primer Festival de Tango Independiente, que comenzará mañana con una gran milonga en la esquina de San Juan y Boedo, y continuará hasta el próximo domingo con una serie de recitales en bares y milongas, con lo nuevo de lo nuevo del circuito indie del tango.

Los protagonistas del encuentro quieren, pero no pueden zafar del clisé y son obligados, bajo protesta, a estar sentados en un bar antiguo con precios para turistas: Germán Marcos, integrante de Fractura Expuesta y de la OUT (Unión de Orquestas Típicas); Julio Coviello (bandoneonista de la Fernández Fierro, que estrena cuarteto eléctrico); Angel Pulice y Ruth Vicenzo (entre la guardia vieja y el nuevo repertorio); Pablo (bandoneonista del Quinteto Negro La Boca); Cucuza Castiello y Moscato Luna (cantor de clásicos olvidados y guitarrista de la nueva generación) y Alan Hakstenn Grupp (guitarrista y fundador del octeto), forman parte de esta escena emergente que le escapa, en todo caso, al imaginario de un tango souvenir.

"Creo que el sentido de la independencia está en que hacemos cosas que nos gustan. No podríamos decir que formamos parte de un movimiento, pero si de individuos que comparten este tiempo y que buscan mostrar lo que están haciendo", encara Julio Coviello, que conoce el valor de la autogestión a partir de su experiencia como bandoneonista de la Fernández Fierro.

"De alguna manera, es romper con el estereotipo de la casa del tango, porque esa imagen quedó tan arraigada que piensan que el tango es sólo eso y, en realidad, es mucho más grande y más complejo. Este festival muestra que hay un montón de propuestas, que no forman parte del negocio del tango que mueve millones, pero que existe y crece de forma autogestionada, como pasa con el teatro off", apunta Ruth De Vicenzo, cantora y acordeonista que forma dupla con Angel Pulice, para evocar los sonidos de la guardia vieja con letras costumbristas y actuales.

Dentro de esas nuevas propuestas, están los que componen, interpretan tangos inéditos, recurren a un repertorio menos transitado y a ese creciente movimiento de orquestas jóvenes como El Afronte, La Vidú y Quinteto Negro La Boca, entre otras. Apenas un botón de muestra de todo lo que pasa en la ciudad de la furia. "Es un tango que existe y con el que compartimos un código generacional. Queremos que el festival sea un espacio para vincular a los nuevos artistas con el público porteño, que es medio reacio a ver tango", declara Germán Marcos de la UOT, organizadores del encuentro tanguero.

Estos jóvenes músicos, con un promedio que va de veinte a cuarenta años, se inventan espacios, recuperan el espíritu del barrio y van a buscar un nuevo público en otros reductos. "Creo que no hay mucha opción. Tuvimos que salir a generar nuestros espacios porque sino nos quedabamos cantando bajo la ducha. Creo que lo bueno de esto es que no estamos condicionados a un repertorio. En mi caso, busco en la guardia vieja esa sobriedad que se fue perdiendo con un tango más intelectual y también escribo a partir de ese sonido porque me interesa que suene a tango", intercepta Angel Pulice.

El cantor Cucuza Castiello (uno de los que más ha crecido en el panorama) tiene una idea romántica del estado latente del tango. "Nosotros descubrimos el bar El Faro, de Villa Urquiza, donde no se hacía nada de tango y pensamos con «Moscato» Luna que podía ser un buen lugar para cantar aquellos temas olvidados. Primero vino la gente del barrio, y eso fue muy lindo porque le dio una cosa más auténtica. Después se sumaron músicos y gente más joven. Nos gusta esa mezcla, donde nosotros nos sentimos como un nexo, porque no somos ni pendejos ni veteranos, formamos parte de esta generación intermedia del tango."

Circuito festivalero

Manteniendo ese espíritu barrial el festival sumó a su programación un circuito de bares y centros culturales como Musetta, El Faro, Sanata Bar, Pan y Arte, Centro Cultural de la Cooperación y Bendita Milonga, donde están circulando habitualmente estas agrupaciones. "Lo lindo de tocar en esos lugares es que el público te puede ver transpirando la camiseta; es una sensación distinta ver al músico tocando tan cerca. A la vez, es recuperar aquellos conciertos en los bares que tienen que ver con el origen del tango", reconoce Coviello, que reivindica la chapa de autenticidad de esos lugares.

El vínculo con el barrio, parece ser una de las claves de estos tangueros. Para Pablo Bernaba integrante del Quinteto Negro La Boca, es necesario recuperar ese contacto con los viejos tangueros, el baile y la pequeña aldea. "Todo lo que hacemos parte desde el barrio como signo de una identidad necesaria, tanto desde la autogestión como del sonido del grupo. Por eso, incluimos temas de Pedro Laurenz, que nació en La Boca; incluso el disco que estamos grabando se llama Tangos contaminados, y estamos buscando nuestro propio espacio en La Boca para armar nuestra milonga. A veces se hace difícil la entrada a lugares más tradicionales, como Glorias Argentinas, pero nos interesa estar porque queremos armar algo inclusivo en el tango. Los que formamos parte de la Unión de Orquestas Típicas (UOT), sabemos que las cosas no las podemos hacer solos y es necesario juntarse para apuntalar la movida."

Como les pasó a muchas de estas agrupaciones, el ingenio agudiza la creatividad. El guitarrista Alan Hakstenn observó el panorama y decidió empujar su propio proyecto para salir a la palestra con sus temas. "Sabía que si quería formar parte de una agrupación grande tenía que hacer mi propio grupo porque nunca llaman a los guitarristas eléctricos [risas]. A eso se sumó la necesidad de tocar mis composiciones. Creo que mi aporte es hacer un nuevo repertorio. Hoy nos hacen falta tangos nuevos."

Para los iniciados, el Festival de Tango Independiente será un buen punto de arranque para descubrir un tango lejos del clisé, y para los más veteranos del género será la oportunidad de reencontrarse con aquel perfume y la emoción de esos tangos viejos, que no pueden ser envasados para souvenir.

LA RUTA DEL TANGO INDEPENDIENTE

  • Milongas . Mañana, a partir de las 18, en Av. Boedo al 800 y Pasaje San Ignacio (a metros de Av. San Juan), con entrada gratis, se realizará la apertura del festival con las actuaciones de Orquesta Típica El Afronte, Quinteto Negro La Boca, Orquesta Típica La Vidú, entre otros. Mientras que el domingo 14, el cierre será con un orquestazo en la Milonga La Viruta, Armenia 1366 .
  • Martes 9. A, a las 21, en Musseta Café (Billinghurst y Tucumán) se presentan Angel Pulice y Ruth De Vicenzo Quinteto. A las 22, en Pan y Arte (Boedo 876), show de la cantante Analía Sirio con Juan Penas y Los Bonavenas.
  • Miércoles 10. A las 22, en Centro Cultural de la Cooperación. Av. Corrientes 1543 Alan Haksten Grupp y Proyecto LCB. A las 21, Maldita Milonga en Perú 571 con El Afronte.
  • Jueves 11 . A las 20, en Bar Mussetta, Cuarteto de Julio Coviello. A las 23, Zaguán Sur (Moreno 2320), Orquesta La Vidú.
  • Viernes 12. A las 20, en Bar El Faro (Av. Pampa y Av. Constituyentes), debate: Ley de Protección para los Bandoneones con Diego Boris (FIMA) y Oscar Fischer. A las 22, recital de Cucuza Castiello-"Moscato" Luna y Alfredo Rubín ("Tape"). A las 23, en Gardel de Medellín (Av. Caseros 3033), Quinteto Negro La Boca.
  • Sábado 13 . A las 22, Sanata Bar (Sarmiento 3501) Dema y su Orquesta Petitera y Timotteo. Los conciertos en bares son con entradas populares.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?