Suscriptor digital

Cumple 90 años Francisco Rizzuto, fundador de ADEPA

Historia viva: con Alberto Gainza Paz y Juan Valmaggia impulsó la creación de esa entidad que defiende la libertad de prensa.
Jorge Rouillon
(0)
16 de enero de 1999  

Cumple hoy 90 años Francisco A. Rizzuto, "Pancho" para los amigos, un hombre significativo del periodismo nacional, que en 1962 fue el primer secretario general de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA).

A esta edad, camina unas 60 cuadras todos los días, "salvo que llueva". Suele irse caminando desde su casa, a cuatro cuadras de Primera Junta, hasta el centro. Allí visita a algún amigo y toma un café en el Florida Garden, en Florida y Paraguay. Y después se vuelve en subte.

Sigue teniendo el espíritu de sus años jóvenes, en los que jugó al rugby, al basquet y al tenis, hizo natación y fue campeón nacional de espada, representando al Círculo Italiano.

Rizzuto está al tanto de las últimas noticias, fiel al interés por el periodismo que ha marcado su vida.Todos los días lee tres diarios - La Nación , La Prensa y Clarín- y cada semana, las revistas XXI y Gente.

Durante muchos años, trabajó en la revista Veritas, fundada en 1931 por su padre, que se llamaba igual que él y firmaba F. Antonio Rizzuto. Cuando murió, "Pancho" tomó la dirección de esa publicación mensual de economía, hasta 1985. Entonces dejó la dirección por una enfermedad y sus hermanos decidieron cerrar la revista. Felizmente, él se recuperó y, según cuenta, "sigue en la lucha".

Con la agencia de informes comerciales Veritas, fundada en 1919, y la revista del mismo nombre, su padre hizo una fortuna. "Pancho" viajó muchísimo por Europa y América, por su cuenta y cargo.

"Me la pasaba viajando", confiesa, en una charla en su despacho, lleno de libros y acompañado por su vieja Olivetti, que no ha cambiado por la computadora. "Tanto es así que me casé a los 54 años", agrega. Su esposa, Marta Pampin, es muchísimos años más joven. Con ella tuvo dos hijos; el menor, Francisco, nació también un 16 de enero y hoy cumple 29 años.

En una asamblea de la SIP

Los viajes de Rizzuto y su experiencia internacional le fueron muy útiles a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en la que ocupó cargos directivos durante muchos años y que en 1993 lo nombró miembro vitalicio honorario.

En octubre de 1962, con otros 16 argentinos que participaban en Santiago de Chile de una asamblea de la SIP, Rizzuto firmó un acta por la cual, al volver a la Argentina, se comprometían a formar una entidad para velar por la ética en el periodismo y defender la libertad de expresión y de prensa. "Que yo sepa, el único otro sobreviviente es Luis Clur, que fue por Clarín", dice.

Al volver al país, Rizzuto se movió muchísimo. Invitó a directores de diarios del interior y el 14 de diciem- bre de 1962 se hizo la asamblea constitutiva de ADEPA, en las oficinas de Veritas, en Maipú 286. Alberto Gainza Paz, director de La Prensa, fue elegido primer presidente. Dos años después le sucedería Juan S. Valmaggia, subdirector de La Nación , que "tenía un empuje bárbaro" y condujo la entidad durante varios períodos. A ambos acompañó Rizzuto como secretario general.

En su casa, "Pancho" luce sus ocho condecoraciones extranjeras -entre ellas, la de España, firmada por el rey Juan Carlos I- y su título de académico de Periodismo. Pero sobre todo le enorgullece su lucha en ADEPA, "que ha sabido responder a sus ideales fundacionales".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?