Suscriptor digital

Deslucida versión de Chicas católicas

Ernesto Schoo
(0)
30 de marzo de 2010  

Chicas católicas , de Casey Kurtti, adaptación y traducción de Miguel Abeledo Piñeyroa. Elenco: Alicia Zanca, Julia Calvo, Fabiana García Lago y Maju Lozano. Banda de sonido: Tomás Becú. Coreografía: Hernán Peña. Vestuario: Marianela Gómez. Escenografía y luces: Gonzalo Córdova. Dirección: Alicia Zanca. En Multiteatro. Duración: 90 minutos.

Nuestra opinión: regular

Aunque resulte antipático, en este caso no hay más remedio que comparar. La versión representada pocos años atrás en el Piccadilly, que atravesó varias temporadas, era una deliciosa sátira sobre algunos aspectos de la convivencia de las alumnas -desde la preadolescencia hasta el final del bachillerato- y las monjas, sus maestras, en un instituto religioso de enseñanza. La repercusión era notoria en las espectadoras que habían pasado por esa experiencia, y también en quienes por diversas razones no lo hicimos, pero nos regocijábamos igual con la sutil ironía, las interpretaciones y la dirección, notables.

Olvidémoslo. La nueva versión del Multiteatro evita toda sutileza y se lanza a la caricatura más desenfrenada, sin reparar en medios para arrancar risotadas elementales. Julia Calvo, excelente actriz cómica, sobreactúa hasta el frenesí, con ruidosa aprobación de la platea. Tan sólo Fabiana García Lago, proveniente del elenco anterior (que incluía a las admirables Verónica Llinás y Alejandra Flechner), al reiterar su tierno, angustiado personaje de entonces, permanece fiel a la impronta original. El resto no es -lamentablemente- silencio, sino un griterío infernal y una agitación sin pausa, la que no equivale, por cierto, a buen ritmo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?