Suscriptor digital

Falleció Ambrosio Romero Carranza

(0)
18 de enero de 1999  

La conjunción del cristianismo y la democracia, así como el rescate de figuras católicas que tuvieron un papel destacado en la evolución política y constitucional del país, fueron inquietudes profundas en la vida de Ambrosio Romero Carranza, magistrado, catedrático y académico fallecido ayer, en esta capital, a los 94 años.

Había nacido en San Fernando, Buenos Aires, en 1904. Ingresó muy joven en el Poder Judicial, donde actuaría más de medio siglo. Graduado de abogado en 1930, en la Universidad de Buenos Aires (UBA), fue fiscal en San Juan. Secretario de juzgado en la Capital, fue destituido en 1949, pero en 1955, producida la Revolución Libertadora, integró la Cámara Federal de Apelaciones hasta su retiro, en 1974. Entre otros casos famosos, intervino en el juzgamiento de los asesinos de Aramburu.

En 1963 presidió la Junta Electoral de la Capital. Fue, asimismo, conjuez de la Corte Suprema.

Adjunto de Faustino Legón en Derecho Político, en 1956 accedió a la titularidad de esa cátedra en la UBA, por dictamen unánime de un jurado integrado por Alfredo Palacios, Luciano Molinas, Benjamín Villegas Basavilbaso y Enrique Martínez Paz. Desde 1971 fue profesor consulto de esa casa. También dictó cátedra en la Universidad del Salvador. Era un profesor bondadoso con sus alumnos.

En 1967 se incorporó a la Academia Nacional de Derecho, en el sitial de Bartolomé Mitre, y en 1987 ingresó en la de Ciencias Morales y Políticas.

Cofundador y presidente de la Corporación de Abogados Católicos, participó en la Acción Católica y fue uno de los fundadores del Partido Demócrata Cristiano, cuya primera junta nacional integró. Fue miembro de la Junta de Historia Eclesiástica Argentina.

Con Alberto Rodríguez Varela y Eduardo Ventura escribió "Historia Política de la Argentina", en tres tomos. Fue autor de muchos otros libros, como "El derecho de resistencia a la opresión", "Historia del Derecho Político", "Qué es la Democracia Cristiana" y "La juventud de Félix Frías".

"El triunfo del cristianismo", traducido a varios idiomas; "Ozanam y sus contemporáneos", que narra la vida del fundador de la Sociedad de San Vicente de Paul, en cuya acción caritativa colaboró con sencillez, e "Itinerario de monseñor de Andrea" fueron algunas obras en las que lució la firmeza de sus convicciones religiosas.

Romero Carranza colaboró en La Nación , La Prensa, Criterio, La Ley y Jurisprudencia Argentina. Dirigió la revista Rumbo Social, donde exaltó la actuación de prestigiosos laicos católicos que intervinieron en la vida pública del país, como Félix Frías, Facundo Zuviría, Nicolás Avellaneda, José Manuel Estrada, Tristán Achával Rodríguez, Luis Sáenz Peña, Arturo Bas y Juan Cafferatta.

Bueno, afectuoso y comprensivo, reunió en torno de él a un calificado núcleo de amigos y discípulos.

El sepelio se efectuó en la Recoleta.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?