Suscriptor digital

"El universo se comporta de maneras rarísima"

Lo afirma Matías Zaldarriaga, el físico que está ayudando a develar el comienzo del universo
Nora Bär
(0)
20 de abril de 2010  

El suele descartarlo con una sonrisa. Pero si los experimentos de la próxima década confirman sus predicciones, su nombre podría integrar la lista de científicos sobresalientes que la Academia Sueca de Ciencias evalúa para la entrega del Nobel.

Se trata del joven físico argentino Matías Zaldarriaga, al que una carrera meteórica llevó del MIT a las universidades de Nueva York y de Harvard y que -entre otras numerosas distinciones- hace tres años ganó la "beca de los genios", otorgada por la Fundación Mac Arthur y dotada de 500.000 dólares.

Desde el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton (donde investigó Einstein en sus últimos años y donde brilla otro argentino, Juan Martín Maldacena), Zaldarriaga intenta develar los orígenes del universo: postuló que el período posterior al Big Bang pero anterior a las primeras estrellas puede ser observado indirectamente examinando las huellas de un "residuo" del universo primigenio, la radiación cósmica de fondo, descubierta por azar en 1964. "Hoy, gran parte de la cosmología experimental está dedicada a verificar predicciones de Matías", dice Mariano Sigman, físico de la UBA, dedicado actualmente a las neurociencias.

"La radiación cósmica de fondo es la luz que quedó del Big Bang -explica Zaldarriaga, que acaba de pasar por Buenos Aires para participar del foro TEDx, realizado la semana última en La Rural-. Nuestros telescopios de radio o de microondas nos permiten ver cómo era el universo a los 400.000 años. Si tenemos en cuenta que tiene 13.750 millones, obtener esa imagen sería algo así como sacarme una foto hoy de cuando tenía diez horas de vida. Creemos que los mapas de las diferencias en esa radiación encierran claves de cómo empezó todo."

-¿Qué nos muestran esas imágenes sobre el origen del cosmos?

-Cuando miramos muy lejos en el espacio, vemos muy lejos en el tiempo, porque la luz tarda mucho en llegar, de modo que podemos tomar fotos de momentos diferentes. Todas esas observaciones nos muestran que vivimos en lo que viene después de una gran explosión. ¿Pero qué fue el Big Bang? Esa foto de 400.000 años, que es la más antigua que tenemos, puede tener las claves.

-¿Cómo buscan los rastros?

-Mucho de lo que yo hice fue tratar de entender qué cosas podía haber escondidas en estos datos. El problema es que no sabemos qué fue el principio, y lo peor es que no sabemos bien cuáles son las reglas de la física que se aplican a ese momento. En ese sentido, lo que puede aportar el LHC [el gran colisionador de hadrones, apodado la "máquina de Dios"] es que tenemos que ver qué pasa cuando dos partículas chocan con mucha energía, como ocurría instantes después del Big Bang. Pero lo malo es que para ver qué pasó en el principio del universo se necesitaría algo capaz de acelerar partículas a millones de millones de veces más energía que el LHC.

-Fuera de lo tecnológico, ¿cuál es el principal obstáculo que impide avanzar?

-Hasta ahora, conocíamos las leyes de la física, las aplicábamos al universo, medíamos y comparábamos. Ahora no sabemos cuáles son [las que se aplican a los primeros instantes del cosmos]... Hablamos de energías tanto más altas que tal vez la física sea completamente diferente. Lo bueno es que sí sabemos que hay algo así como "extensiones" de las leyes que ya probamos en el laboratorio, que si las aplicamos al principio del universo podrían explicar por qué llegó a ser de la manera en que lo vemos hoy. Las cuentas que estamos haciendo nos dicen que debería haber datos en esos mapas de radiación de fondo que deberían permitirnos probar si ésta es la manera en que ocurrió todo. Cuando llegué a los Estados Unidos, trabajé en lo que se llama la "polarización de la radiación cósmica de fondo", un efecto que se produce porque la luz que nos llega no lo hace exactamente igual en todas las direcciones, es un poquito diferente, y esa diferencia está relacionada con cuál era la temperatura... hay regiones que estaban un poquito más calientes que otras. Si se hacen mapas suficientemente detallados de la polarización en cada dirección del cielo, hay ciertas propiedades que te permiten detectar algo del principio del universo. Pero no sabemos si los experimentos que vamos a poder hacer serán lo suficientemente sensibles como para encontrarlas.

- Para la física actual, el universo está en expansión. ¿La "inflación" ya es una teoría aceptada?

-Mientras la expansión usual se va desacelerando, porque la gravedad es atractiva, con la inflación es al revés: el universo se expande cada vez más rápido. En este momento, es la teoría más aceptada, no en el sentido de que estamos seguros de que ocurrió, porque no tenemos evidencias directas, pero de todas las posibilidades que pudieron pensarse es la única que no se contradice en sí misma aun antes de plantear un experimento. Por otro lado, nos permite calcular ciertas cosas y salir a medirlas.

- Si el universo es todo, ¿dentro de qué se expande?

-Cuando pensamos en algo que se agranda, siempre suponemos que lo hace dentro de algo, pero en este caso no es así. Podría pensarse al universo como la superficie de una mesa que se está agrandando, pero de la que uno puede ver una parte muy chiquita. La mesa se expande dentro de algo más grande, pero uno no lo ve.

-¿Es decir que nuestro universo podría estar dentro de otro?

-Sí, de hecho ésa es una idea que anda dando vueltas: se lo llama "multiverso", y en él las leyes de la física de uno y otro cambian drásticamente. En ese caso, el multiverso sería como una burbuja que empieza a crecer y nuestro universo sería la parte de adentro. Resulta que desde adentro a uno le parece que el universo es infinito, aunque desde afuera ve que no lo es.

-Si estamos en un universo en expansión, ¿podría disgregarse y enfriarse tanto que terminaría en un vacío inconmensurable?

-De hecho, aparentemente no sólo se está expandiendo, sino que esa expansión se está acelerando. Es un gran misterio. Si realmente es así, el resto del cosmos va a estar tan lejos que ya no vamos a poder verlo. Entonces, ni siquiera tendríamos los datos suficientes en el cielo como para sacar conclusiones. Todo lo que sabemos en ese momento nadie podría descifrarlo...

- ¿La ciencia de vanguardia es tan abstrusa y contraintuitiva que sólo puede entenderla un puñado de científicos?

-Yo diría que estos temas son difíciles de entender para todos y que, en cierto sentido, ¡yo tampoco entiendo! Es decir, uno habla tanto de esto, piensa tanto sobre el mismo tema, que se acostumbra. El universo a escalas diferentes de las que experimentamos todos los días se comporta de maneras rarísimas.

PERFIL

Matias Zaldarriaga

  • Profesión : físico
  • Edad : 39 años
  • Origen : Argentina
  • Nació en el barrio porteño de Coghlan. Estudió en el colegio Belgrano Day School y se graduó en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires. Vive en los EE.UU. desde 1989. Su mujer es argentina. Tiene dos hijas. Quiere entender el nacimiento del universo.
  • Por: Nora Bär

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?