Del under latino a hermano de la Malparida

Joaquín Wang, con una interesante trayectoria en el off, habló del estreno de esta noche y contó cómo llegó a la televisión sin dejar su amor por el teatro independiente
Silvina Ajmat
(0)
20 de abril de 2010  • 09:06

Con un ejemplar de El curioso incidente del perro a medianoche, bajo el brazo, el actor empezó a componer un personaje. Al principio, sólo se sabía que se trataba de "una persona medicada" y que sería el hermano de la Malparida. Pero Joaquín Wang dejó fluir su imaginación, sus varios años de entrenamiento actoral y su lectura de la novela de Mark Haddon para hacer a Manuel, un chico autista, que logra entablar ciertos diálogos, interactuar, pero de quien nunca se puede saber cuándo está participando de una conversación y cuándo está absorto en sus propios pensamientos.

"Investigué bastante sobre el autismo", contó entusiasmado a lanacion.com, palpitando el estreno de la telenovela, cuyo primer capítulo se transmitirá esta noche a las 21.45, por El Trece. "Tuve una reunión importante con Marcos Carnevale (director artístico de Malparida ) que me explicó con más precisión lo que necesitaban. Después encontré el libro ( El curioso incidente… ) en el que un niño autista cuenta su vida en primera persona, y me sirvió para entender un poco más cómo vive alguien algo desde ese lugar. Es impresionante. Algo cotidiano como una estación de colectivos es un mundo diferente para ellos".

Joaquín Wang llegó a las audiciones para interpretar al hermano de la protagonista (el personaje de Juana Viale, la Malparida ) tras una participación en la película Anita, donde conoció a Marcos Carnevale.

"No es fácil en televisión tener la posibilidad de componer un personaje", explica. "En este caso se pudo hacer porque el proceso de escritura no estaba del todo terminado cuando se hicieron las audiciones". Así es que Wang llegó a hacer a un joven que es, además, el hijo abandonado del personaje interpretado por Raúl Taibo, y, por ende, medio hermano de quien encarna Gonzalo Heredia. Mientras la "Malparida" se deja ver como una villana que busca vengarse de Lorenzo (Raúl Taibo) por considerarlo culpable de la muerte de su madre, mostrará su lado más humano al ocuparse de Manuel (Joaquín Wang), que internado en una clínica, intentará salir algún día de su autismo.

Primeras imagenes de Malparida:

El amor por las tablas

Exultante, Joaquín Wang no sólo está feliz por el estreno de la telenovela. Su atención debe dispersarse entre cuatro obras que protagoniza todas las semanas. Parece mucho, pero los que aman hacer teatro dicen que no hay nada más gratificante que salir de una obra para entrar en otra. "Esa adrenalina es lo que nos gusta del teatro", sostiene Wang, que conoció el amor por los escenarios en un viaje "iniciático" por Latinoamérica. En Ecuador se codeó con el grupo Malayerba, en Colombia, con el Experimental de Cali, y cuando volvió al país supo que tenía que estudiar. Luego vinieron la Licenciatura en Arte Dramático del Iuna (Instituto Universitario Nacional de Arte), un seminario con Eugenio Barba, clases de comedia dell’arte y Ricardo Bartís, "el padre de todo". Ahora, dos de sus proyectos más queridos se están llevando a cabo en el Sportivo Teatral, el espacio dirigido por Bartís. Mientras tanto, está realizando su proyecto de graduación para recibirse de Licenciado y como si esto fuera poco, una obra más, bajo la dirección de Fabián Díaz.

Mirá el trailer de Tríptico, de cómo el coronel perdió las piernas:

Dónde ver a Joaquín Wang

Tríptico, de cómo el coronel perdió las piernas, los sábados a las 21 en el Sportivo Teatral, Thames 1426.

Homenaje a la literatura argentina, los viernes a las 12, en el Sportivo Teatral.

Sobre el río, los domingos a las 20 en la sala Apacheta, Pasco 623.

Me niego a entender, los viernes, a las 21.30 en El Teatrito, French 3614.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?