Una mujer con sed de venganza

Marcelo Stiletano
(0)
23 de abril de 2010  

Malparida , telenovela protagonizada por Juana Viale, Gonzalo Heredia y Raúl Taibo. Con Carina Zampini, Selva Alemán, Esteban Pérez, Patricia Viggiano, Fabiana García Lago, Mónica Galán, Alejandro Müller, Mónica Villa y elenco. Autores: Lily Ann Martin, Pablo Junovich y Cecilia Guerty. Producción ejecutiva: Paula Granica. Dirección de contenidos: Marcos Carnevale. Producción general: Adrián Suar. Dirección: Jorge Nisco y Jorge Bechara. Una producción de El Trece y Pol- Ka, de lunes a viernes, a las 21.45. Estreno: martes 20 de abril.

Nuestra opinión: Muy Buena

Hasta en las novelas de cuño tradicional nos hemos acostumbrado últimamente a extraviarnos tanto en el intrincado mundo de las historias corales que perdimos de vista lo que significa contar con un personaje central único, magnético, capaz de atraer todas las miradas.

En Malparida -título inquietante si los hay- también hay un desfile permanente de personajes de peso. Una veintena de ellos ya desfiló con aportes relevantes para la trama en apenas un par de capítulos. Pero entre todos ellos sobresale Renata Medina, alguien capaz de pisar tan fuerte que consigue ser a la vez heroína romántica y villana de turno. Desde el comienzo mismo, la bella y sugestiva Renata es el centro de gravedad de la historia. Al influjo de sus ansias de venganza todo lo que funcionaba hasta allí más o menos armónicamente se desbarranca. Y los conflictos latentes no tardan en estallar.

A pura convicción, con la intensidad dramática, la firmeza, el temperamento y la resolución que ese papel exigen, Juana Viale se carga al hombro un papel exigente. Y a ella le debemos en buena medida que Malparida haya comenzado con buen pie, y que el plan concebido por el personaje para alcanzar el ansiado resarcimiento pueda seguirse con legítimo interés.

En este bien trabajado núcleo central radica el atractivo de Malparida , que pese a su hechura visible de "telenovela de la tarde" logra acomodarse sin inconvenientes al prime time agregando algunos ingredientes fuertes (palabrotas, un desnudo parcial de Viale) al menú clásico del género.

Y si lo hace hasta aquí (este comentario se ocupa de los dos primeros capítulos) es porque no sólo el móvil de la venganza moviliza a Renata, una muchacha de barrio que tiene en la mira a un próspero empresario inmobiliario (Raúl Taibo, impecable), al que responsabiliza del martirio de su madre. Cuando comienza a cruzarse con él y con su hijo (un Gonzalo Heredia que repite desde otra clase social los mismos tics de Valientes ) asoman en ella rasgos de debilidad propios del enamoramiento. El personaje desdobla sus sentimientos y la historia, así, se enriquece.

Se podrá reprochar con razón la falta de ajuste que muestran algunas escenas (hay personajes que aparecen de la manera más inverosímil, aún en la lógica de la telenovela, para disparar previsibles equívocos), pero el mecanismo esencial de la trama funciona con eficacia. Un personaje central moviéndose entre el amor y el odio, presencias familiares que refuerzan los contrastes (sobre todo la abuela ciega y mística que compone con placentero desborde Selva Alemán) y una fresca y rica galería de personajes femeninos en la que se lucen Mónica Cabrera, Brenda Gandini, Mónica Galán, Luciana Lifschitz y Marina Belatti.

Ellas también quedarán marcadas por la sed de desquite de Renata, cuyas andanzas serán seguidas con entusiasmo si el relato -respaldado por la habitual pericia técnica y formal de las producciones de Pol-ka- persevera en esta dirección.

23,8 puntos

  • Anteayer subió 1,4 respecto del rating del debut y fue, en los dos casos, lo más visto del dí
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?