Suscriptor digital

Bonafini ya definió las condenas de su juicio

Las dará a conocer hoy en la Plaza de Mayo
Marcelo Veneranda
(0)
29 de abril de 2010  

El "juicio ético y político a los periodistas cómplices con la dictadura" de las Madres de Plaza de Mayo comenzará hoy, a las 17, frente a la Casa Rosada, pero su titular, Hebe de Bonafini, ya escribió las condenas. Así lo hicieron saber fuentes de la asociación, que también anticiparon que no habrá marcha atrás en el proceso, aun si lo pidiera la presidenta Cristina Kirchner.

"Las Madres no van a hablar antes del juicio", explicaron dos integrantes de la asociación que participan en los preparativos del juicio. "Tampoco vamos a adelantar quiénes son los condenados", agregaron, con lo que dejaron en claro que las sentencias ya fueron escritas.

Con todo, se guardarán las formas de un juicio legal: habrá un trío de fiscales acusadores, un jurado, testigos y hasta una defensa para los periodistas. Claro que, como sucedió en otros juicios éticos encarados por las Madres, hasta ayer ningún abogado se había ofrecido para argumentar en favor de los acusados. En su lugar, se pasarán videos, audios y textos de los periodistas, que también fueron seleccionados por las Madres.

Los fiscales ocuparán un escritorio en el lado izquierdo del escenario que hoy será montado en la Plaza de Mayo. Frente a ellos, del lado derecho, se presentarán los testigos, mientras que el centro de la escena será ocupado por el tribunal. En ese sitial se sentará Bonafini, que cumplirá el rol de jueza política. Todavía no se definió si estará acompañada por uno o dos jueces "letrados", aunque LA NACION supo que el constitucionalista Eduardo Barcezat, que ya participó en otros actos similares, no será de la partida.

"El juicio se hace sí o sí", indicó una de las Madres, que, anoche, participaba en la reunión en la que se definían los últimos detalles del proceso contra Magdalena Ruiz Guiñazú, Bernardo Neustadt, Samuel "Chiche" Gelblung, Mariano Grondona, Julio Lagos, Mauro Viale y Joaquín Morales Solá.

Bonafini fue más enfática: "¿Quién duda que lo vamos a hacer? Lo que proponemos las Madres, a rompe y raja, contra viento y marea, lo vamos a hacer, como se lo hicimos a Martínez de Hoz y los generales de la dictadura". Antes de cortar abruptamente, dejó flotando otro refrán, menos críptico: "Si las barbas de tu vecino ves cortar, pon las tuyas a remojar".

Silencio de Busso

LA NACION intentó comunicarse con Néstor Busso, designado por el Gobierno al frente del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual, creado por la nueva ley de radiodifusión y, según los comunicados de las Madres, uno de los "testigos" que declararán hoy contra los periodistas en el proceso. El funcionario -virtual, mientras la ley permanezca suspendida- no respondió las llamadas.

Quienes sí ofrecieron su punto de vista fueron Claudia Acuña y Carlos Rodríguez, dos de los periodistas que, junto con Pablo Llonto y Carlos del Frade, oficiarán de testigos en el juicio. Los dos coincidieron en un mismo punto: el eje del proceso apuntará a la responsabilidad de las empresas periodísticas y a los profesionales que, según ellos, defendieron abiertamente a la última dictadura.

A diferencia del último "juicio ético" contra el ex ministro de Economía de la dictadura José Alfredo Martínez de Hoz, que en diciembre pasado fue condenado a reclusión e inhibición perpetua, la sentencia de esta tarde debería ser simbólica. "No existe el delito de lesa información", alegó Barcezat.

Por más que a último momento decida desaconsejar el juicio, el Gobierno ya alentó otras experiencias anteriores. Por caso, contra Martínez de Hoz se presentaron la ex ministra de Economía Felisa Miceli y el sindicalista Julio Piumato, mientras que desde el público aplaudieron el ministro de Justicia, Julio Alak, y el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde.

La Línea Fundadora de las Madres de Plaza de Mayo anticipó que no participará del juicio, sino de la tradicional ronda de los jueves, donde se leerán los nombres y poemas de los desaparecidos. "No tenemos nada que ver con Bonafini", sostuvo una de sus referentes, Nora Cortiñas.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?