Por la calle

Los lectores pueden enviar información para esta columna a porlacalle@lanacion.com.ar
(0)
3 de mayo de 2010  

Un semáforo que complica todo

"El semáforo que está en la rotonda de avenida Castañares y avenida Escalada, en el límite entre Villa Lugano y Parque Avellaneda, fue instalado cuando Aníbal Ibarra era jefe de gobierno, pero no funcionó hasta hace unos meses. Su ubicación está planeada de manera errónea, teniendo en cuenta que corta y abre el tránsito vehicular de forma simultánea a quienes se desplazan por el sector de la rotonda de Castañares y a quienes circulan por Escalada. Y se suelen formar atolladeros en los cuales los conductores no comprenden nada", dijo el vecino Eduardo Sambuelli.

Quejas por un sitio abandonado

La vecina Marta Herzer contó que la plaza Astor Pantaleón Piazzolla, entre el Obelisco y la plaza Lavalle, está abandonada. "Tenía dos juegos de agua que hace dos años están sin funcionar y son usados por las personas que no tienen vivienda como descanso y como habitación. Además, hay una luminaria rota. ¿Quién no toma una foto de este lugar cuando pasa por Buenos Aires? Esperemos que la ciudad la recupere para el buen recuerdo de los que visitan la zona del Obelisco", dijo la vecina.

Mucha suciedad en el Parque Rivadavia

Tereza González escribió a esta columna para contar que quedó "horrorizada" con la suciedad en el parque Rivadavia. "Hay cajas de pizza, botellas descartables, bolsas de polietileno y toda clase de desperdicios desparramados cerca de los bancos y sobre el césped. He notado también que no se recogen las hojas secas tan características de esta época del año, como tampoco se limpian los senderos del parque, algo que era común", dijo la vecina de Caballito. Y agregó: "Creo que merecemos contar con un lugar limpio tal como lo tuvimos cuando recién se cercó el perímetro del parque y que poco a poco se ha ido degradando, pues tampoco hay control del ingreso de perros, algo prohibido".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.