Los Macocos: 25 años jugando

El grupo de teatro está de aniversario y lo festeja por partida doble: reestrenaron Pequeño Papa Ilustrado y Don Juan de acá la semana pasada en el ND Ateneo; por Virginia Lauricella
(0)
17 de mayo de 2010  • 18:52

"Padre, podrás ganar alguna batalla, pero la guerra está perdida desde el grito primal del niño". La doctrina del ilustre pedagogo Jean Jean Jean Jean Jean se mantiene viva en sus discípulos y en las enseñanzas contenidas en un manual, especie de libro autoyuda para padres que sólo suma confusión. Pero ese compendio de saberes sirve también para escenificar las situaciones más desopilantes que casi todo progenitor debe ¿resolver? alguna vez.

La semana pasada, Los Macocos volvieron a escena por partida doble, ya que reestrenaron su exitoso Pequeño Papa Ilustrado y Don Juan de acá, el primer vivo en el ND Ateneo. Ambas obras trabajan sobre algo que esta banda de teatro (así se definen) integrada por Daniel Casablanca, Gabriel Wolf y Martín Salazar conoce muy bien: derribar mitos o clásicos, insertarlos en paisajes que les son extraños, cuestionar la autoridad (la "verdad"). Siempre desde el humor: "Visto de afuera, un padre retando a un hijo es un salame; el Don Juan, seduciendo chicas, también".

Video

Humor. Juego. Dirección. Wolf enumera los pilares de la "estética macocal", elaborada a lo largo de los 25 años que llevan trabajando juntos. "Hay mucha creatividad y mucho aburrimiento también, hay que decirlo", dice este Macoco, entre risas, sobre el camino recorrido . "Si aparece algo que nos despierta curiosidad, nuestro período para pensar nuevas obras es de tres años, más o menos, eso es un disparador".

Grotesco. Sainete. Circo criollo. Costumbrismo. Teatro rioplatense. Están influenciados por esos géneros, pero ninguno queda exento del tamiz "macocal". "Agarramos temas puntuales, surgidos de noticias o experiencias personales, y los traducimos en algo más general al pasarlos por el corazón, la vitalidad de uno. Hacemos una especie de teatro-ensayo", dice Salazar. Tampoco son ajenos a la crítica política, hablaron de la dictadura con Continente viril , de Alejandro Acobino.

Macoco. Sobre el origen del nombre, no tienen respuesta. "Después nos enteramos que significaba cosas; es un apodo de un aristócrata que significa petitero, canchero, cheto o alguna cosa así... pero nosotros, de chetos no tenemos nada", aclaran, aunque está a la vista.

Deshacer teatro. La consigna. Salazar: "Nos formamos en el conservatorio, en el teatro ortodoxo. Empezamos en la época de la democracia y era un buen momento para rever". En eso llega Casablanca, ojos encendidos debajo de un simpático gorro y cuenta lo que sigue.

Pequeño papá ilustrado... y editado. Para el día del Padre, por Sudamericana, saldrá un libro inspirado en la obra que se repuso en el ND. También están definiendo un tema sobre el que girará el nuevo espectáculo que subirá a escena el año que viene. Mientras tanto, a fines de éste, volverá La fabulosa historia de los inolvidables Marrapodi . Un 25 aniversario para festejarlo bien a lo Macoco.

Para agendar.

Pequeño papá ilustrado . Viernes y Sábado a las 21

Don Juan de acá . Domingo a las 19:30

En ND Ateneo , Paraguay 918.

Participación. ¿Fuiste a ver a Los Macocos? ¿Qué te parecieron?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.