Gabriel Galar, señor locutor

Conduce segmentos en FM Blue y es la voz oficial de Radio del Plata
(0)
17 de mayo de 2010  

Gabriel Galar tiene 45 años, se enorgullece en señalar que es nacido y criado en Lincoln, provincia de Buenos Aires, posee más de 25 años de trayectoria como locutor, se ha desempeñado en casi todas las emisoras, y hoy, por la potencia de su voz y por su cálido estilo, revalida esta tarea fundamental en el micrófono. Es la voz institucional de Radio del Plata, de América TV, América 24, de Radio Brisas de Mar del Plata y conduce por FM Blue (100.7) Radio Edit (de lunes a viernes, de 10 a 14) y Jazz y Blue (los domingos, de 20 a 22). Es la voz de muchas publicidades y de un ciclo televisivo inolvidable como Sorpresa y media . Hace unos días, ganó un Martín Fierro al mejor locutor.

-Hay un gran reconocimiento hacia tu trabajo ...

-Lo que más percibí fue el cariño de los colegas. Me parece que esa es la gran satisfacción del premio, que pone en escena algo que ya estaba entre los colegas, el reconocimiento profesional.

-¿Siempre quisiste ser lo cutor?

-Desde chico. En Lincoln había una radio por circuito cerrado y yo era compañero de colegio del hijo del dueño de esa radio. Después de mucho insistir, me abrieron las puertas. Así, empecé a trabajar a los 16 años, era realmente mi vocación, una que nació de tanto escuchar a Antonio Carrizo, a Fernando Bravo, a Juan Alberto Badía y a Graciela Mancuso. En estos días, mucha de esa gente que yo escuchaba, y que fue mi referente, me llamó para felicitarme.

-Tus armas son la voz, la técnica, años de profesión y tus conocimientos musicales...

-Uno va aprendiendo. Siempre me gustó mucho el tema de la música y retengo la información. Me gustan los programas que cuentan algo y eso es lo que hago: una pequeña historia. Este fin de semana, por ejemplo, salió una historia de Johnny Hutch, trompetista de Duke Ellington. Se odiaban, pero era maravilloso verlos juntos. Esa pequeña historia le pone un sabor especial al programa.

-Fue muy emotivo tu recuerdo para Ricardo Jurado.

Son esos maestros que uno tiene a la distancia. Siempre lo admiré, aunque nunca lo conocí. Pienso que fue el mejor locutor comercial y de relatos que he escuchado.

­ -¿Cómo fueron tus inicios?

­­Los inicios fueron en informativos. En Radio Belgrano, en la que estaban Magdalena Ruiz Guiñazú, Guinzburg y Abrevaya; después pasé a Del Plata, estuve en Splendid, Rivadavia, en La Red, y después fui pasando por distintas FM, muchas de ellas de la mano de Julio Lagos. Hoy mi agradecimiento es hacia él, hacia Fernando Bravo y Alberto Veiga, que fueron hombres que me dieron muchas oportunidades en una profesión que está sufriendo un deterioro importante. También es cierto que el medio ya no considera al locutor como lo consideraba antes, cuando determinadas voces identificaban a las radios. Me da pena por la profesión, porque creo que hizo que la radio argentina tuviera un altísimo nivel. El locutor antes era un frontón que devolvía todo al periodista y para eso hace falta experiencia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.