Un ex jefe narco quiere ser político

Miguel "Mameluco" Villalba hace campaña como candidato a intendente por el PJ; dice que la ley no se lo impedirá

23 de mayo de 2010  

MIGUEL VILLALBA

Condenado por narcotráfico

Quiere ser candidato a intendente por el PJ de San Martín Edad: 47 años Apodo: "Mameluco" Lo conocen como "Mameluco", mote que se ganó en sus años de adolescente cuando iba a la escuela técnica. A pesar que ya no estaba en el colegio, al regresar a su casa no se quitaba el mameluco que usaba para las clases de taller. Así lo veían en el barrio. En 2000 lo condenaron a 12 años de prisión por narcotráfico. Salió de la cárcel en septiembre pasado.

En San Martín, una zona con más de 40 villas de emergencia, pocos son los que lo conocen por su nombre. Todos lo llaman "Mameluco". Es un ex jefe narco que quiere presentarse como candidato a intendente de ese distrito; allí, donde varias bandas de traficantes se disputan a balazos el liderazgo del dominio de la venta de droga.

Miguel "Mameluco" Villalba 2011, así se presenta en los volantes con el calendario para seguir los partidos del próximo Mundial de fútbol. "Por un verdadero cambio y un San Martín diferente" se lee sobre su fotografía, impresa en una de las caras del fixture desplegable.

Convencido de que la condena a 12 años de prisión que, a mediados de 2000, le impuso el Tribunal Oral Federal N° 4 de San Martín no será un impedimento para presentarse a las elecciones para intendente, anunció que, en un acto que se realizará hoy, lanzará formalmente su candidatura con el apoyo del PJ.

Es que, si bien en septiembre pasado salió de la cárcel, Villalba, según consta en el inciso "e" , del artículo 3° del Código Electoral Nacional, no podría presentarse como candidato a un cargo electivo. Según esa norma, ni siquiera podrá votar.

"Están excluidos del padrón electoral los condenados por delitos dolosos a pena privativa de la libertad y, por sentencia ejecutoriada, por el término de la condena", expresa la ley.

El principal obstáculo para Villalba radica en que, si bien salió de prisión, todavía le falta cumplir el resto de la pena. Actualmente goza del beneficio de la libertad condicional que le correspondía al cumplir las dos terceras partes de la condena a 12 años. Esto significa que sólo podría presentarse como candidato a mediados de 2012.

Otra norma que constituye obstaculiza su intención de ser candidato figura en el artículo 6° del decreto ley 6769, también conocido como la ley orgánica de las municipalidades. Sin embargo, Villalba insiste en seguir adelante.

"Todavía no están ni el sí ni el no. Mis abogados hicieron varias presentaciones con todos los argumentos para que no me impidan ser candidato", su ufanó "Mameluco".

-No cree que resulta difícil de creer que una persona que fue condenada por sus vínculos con el narcotráfico pueda combatir la droga en un distrito como San Martín.

-Yo no busco ser intendente para hacer daño, sino para darle soluciones a la gente. Voy a luchar contra la venta de drogas, aunque hay que ser realista: el narcotráfico no se va de un día para el otro, ni en San Martín ni en ninguna parte del país. Acá habría que luchar en las fronteras para evitar que la droga ingrese.

-Muchos políticos de San Martín sostienen que su candidatura constituye una maniobra para desviar la atención...

-Los políticos tradicionales me tienen miedo porque yo conozco la parte sucia de la política. Sé cómo se arreglaba con los encargados de las mesas en los colegios, cómo se compraban a los fiscales para meter votos en las urnas. Conozco cómo se hacen los votos en cadena.

-¿Cómo lo sabe? ¿Usted participó en esas maniobras?

-No tuve nada que ver con eso, pero lo sé.

-¿Su candidatura no tiene que ver con un plan de dividir al peronismo de San Martín para que llegue dividido a las elecciones?

-Yo no juego para nadie. A mí nadie me manda. En los ocho o nueve años que estuve preso pensaba en salir y ponerme a hacer política. Acá me quieren pegar por mi pasado, pero ninguno de los políticos que me critica ganó alguna vez una elección sin hacer trampa y sin estar apoyado por la droga.

-Usted tiene un lavadero de automóviles y muchos bienes que tal vez hayan sido producto de la época en la que estaba con el narcotráfico.

-A mí nunca me probaron nada. Todo lo que tengo hoy me lo gané con mi trabajo en el lavadero. Es todo legal y fruto de mi esfuerzo. Hace diez años me secuestraron dos veces y tuve que pagar más de 150.000 dólares para que me liberaran. Nunca pagué con droga como dijeron por ahí, eso fue una mentira de la policía. Una vez me secuestró una banda en la que había delincuentes y policías. Me llevaron porque sabían que era "Mameluco" y me podían sacar plata. Pero esa época ya pasó.

TEMAS EN ESTA NOTA