Suscriptor digital

Una fusión de arte y tecnología

Más de 100 artistas muestran sus obras y piensan el futuro en el Centro Cultural Recoleta
(0)
3 de junio de 2010  

El Centro Cultural Recoleta es desde ayer el escenario de la impactante propuesta artística de Fase 2, un encuentro de arte y tecnología. En tiempos de rememoraciones históricas propiciadas por el Bicentenario patrio, los organizadores de este espacio proponen imaginar el futuro a través de miradas utópicas, atópicas o simplemente distópicas.

A lo largo de diez salas y utilizando arte multimedia o digital, fotografía e historietas, entre otros, más de cien artistas dialogan a través de sus obras sobre la tecnología y el futuro. "Son distintos puntos de vista que pueden ser críticos, un elogio o una advertencia, pero la idea común es que lo importante es el valor creativo de los artistas y no la tecnología", explicó la curadora de la muestra, Graciela Taquini, en diálogo con LA NACION.

Fase 2 tiene como uno de sus objetivos crear una red entre instituciones académicas, proyectos independientes, entidades sin fines de lucro, museos, galerías y el gobierno. Así, muchas de las obras fueron producidas por universidades u otras instituciones que buscan desarrollar este tipo de espacios y formas de repensar el arte.

Entre las instalaciones de casas de estudio se destaca la de la Universidad Maimónides, responsable del proyecto que plantea el conflicto entre lo público y lo privado, con la dosificación del agua potable como eje de la exposición. Otra obra interactiva es la de la Universidad Nacional de La Plata, que "representa de manera abstracta una comunidad, sus dinámicas de sociabilización y las alteraciones que se producen cuando personas ajenas irrumpen en ella", indicó Ezequiel "Mannezik" Rivero, miembro del equipo creador.

Un final abierto

Esta muestra, que podrá ser visitada hasta el domingo, representa el trabajo de muchas personas, como define la curadora adjunta, Sonia Neuburger. Fase 2 es "un gran encuentro, una oportunidad para los artistas de desplegar sus obras en un espacio público y de conocer a otros artistas y propuestas", dijo.

La oferta es muy variada y pueden verse desde site specifics , que son instalaciones "efímeras, que no preexisten y de las que quedará sólo el registro fotográfico", como indicó Taquini, hasta largometrajes como Invasión, con guión de Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares.

Una de las instalaciones es un living que "puede estar a punto de caerse o a punto de volver a su lugar original", creado por Juan Sorrentino y Fabián Nonino, de la Universidad Nacional Tres de Febrero.

Otra propuesta desafiante: un gurú del marketing que se apodera del cuerpo de un chamán guaraní. Es la forma en la que Erika Mesa y Javier López muestran, a través de un video, cómo "el llamado Tercer Mundo puede mirar al Primero a partir del absurdo y la paradoja", según se explica en la página web de la muestra. Pueden verse, además, obras de low tech , que utilizan objetos ya obsoletos y los redefinen, convirtiendo el pasado en una mirada crítica sobre la tecnología.

"Este es un espacio de relación vital entre las obras, donde el artista hace reflexionar al público; por eso la muestra tiene varios finales: esperanzador, catastrófico o de equilibrio, nunca se sabe", concluyó Taquini.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?